Menu
denuncia-whp

Caso Polanco: hace 21 años un OVNI voló sobre Bariloche

Jorge Polanco era el piloto de avión. Jorge Polanco era el piloto de avión.

- INOLVIDABLE RECUERDO - 

La observación se produjo en inmediaciones del aeropuerto local por parte de dos tripulaciones de aeronaves, una de un Boeing 727 de la empresa Aerolíneas Argentinas (vuelo 674) y un avión Cheyenne de Gendarmería Nacional (GN705). El suceso ocurrió el 31 de julio de 1995 entre las 20 y las 21.

Jorge Polanco era el piloto de aquel avión comercial de Aerolíneas Argentinas. Él fue protagonista de uno de los episodios OVNI que conmocionaron al país: el caso Bariloche.

 

La noche del 31 de julio de 1995, Polanco estaba por aterrizar en el aeropuerto local, piloteando el Boeing 727 cuando “una luz, primero tenue, luego intensa y brillante, se interpuso entre la nave y la pista de aterrizaje”.
De inmediato el comandante se comunicó con la torre de control, pero la respuesta fue desconcertante: no era ninguna aeronave identificada. Esa luz extraña acompañó al Boeing y a los 100 pasajeros durante 17 minutos.

Un avión de Gendarmería que estaba en vuelo también confirmó haber visto el mismo objeto. El escenario se completaba con otro hecho extraordinario: en el aeropuerto no había luz.

Es que ese día, entre 20.17 horas y hasta las 20.31 horas se interrumpió el suministro eléctrico en todo Bariloche al saltar los protectores de la subestación transformadora que transportaba la electricidad de 132 KW desde Alicurá.
En el momento en que se produce el apagón, el vuelo 674 que transportaba 102 pasajeros y 3 tripulantes, fue acompañado por un OVNI cuando volaba a 3.000 metros de altura e iniciaba el descenso hacia el aeropuerto local.

El piloto del avión, Jorge Polanco, relató lo siguiente: “Cuando nos encontrábamos a 15 minutos, 40 millas para ser exacto, la torre nos autorizó a iniciar el procedimiento de aproximación por instrumentos, por lo que descendimos de 12.000 a 3.000 metros. Entonces nos informaron que se había cortado la energía en Bariloche, esperamos hasta que nos autorizaron el descenso”.

“En el momento en que iniciaba ese procedimiento, observé frente al avión, una luz blanca que se aproximaba con rumbo de colisión a toda velocidad. Se detuvo a unos cien metros de nosotros. Cuando iniciamos la aproximación al aeropuerto, el OVNI hizo un giro extrañísimo acompañando nuestro viraje y colocándose en paralelo al avión unos 100 metros”, continuó el piloto.

En el avión los instrumentos permanecieron estables. Lo único que se modificó fue el color del OVNI que pasó a presentar dos luces verdes en las puntas y otra anaranjada en el centro, que brillaban intermitentemente. El OVNI era del tamaño de un avión comercial. 

“600 metros arriba de nosotros volaba un avión de Gendarmería cuyo piloto, al ver el OVNI se comunicó con nosotros. El OVNI insistió en acompañar el descenso del avión hacia la pista de aterrizaje. Con la pista a la vista, se volvieron a apagar las luces del aeropuerto, por lo que realicé la maniobra de escape, elevándome hasta los 3.000 metros. Desde allí me comuniqué con la torre, me dijeron que todos sus instrumentos se habían descontrolado en momentos en que nos acercábamos y antes del corte de energía”, agregó Polanco.

“Cuando hice la maniobra de escape, el OVNI ascendió a una velocidad increíble y se quedó suspendido en los 3.000 metros, esperando a que llegáramos. No se movía ni se trasladaba según las leyes físicas conocidas. Permanecimos unos minutos en la zona hasta que nos dieron nuevamente autorización para aterrizar. El OVNI al vernos descender, desapareció a toda velocidad, y según el piloto del avión de Gendarmería, se perdió cerca del cerro Otto. Al caminar hacia la torre me alcanzó el jefe de turno del aeropuerto, Mayor de la Fuerza Aérea Jorge Luis Oviedo, quien no podía creer lo que él había presenciado desde la torre de control”, relató el conmocionado piloto.

Un segundo avión, el de Gendarmería Nacional, fue testigo de la presencia del OVNI, en él viajaban entre otros militares, el piloto Rubén Cipazuk y el comandante de Gendarmería Nacional Juan Domingo Gaitán, quien relató: “estando a 11.000 pies vimos sobre el lago Nahuel Huapi una luz de color ámbar que aumentaba y disminuía de intensidad desplazándose a gran velocidad hacia la cordillera”. 

Cipazuk confirmó en vuelo, la ubicación del OVNI al piloto Jorge Polanco con las siguientes palabras: “estoy viendo una luz a tu derecha y no sé que es, pero los sigue”.

“El caso tuvo mucha repercusión en los medios a nivel mundial, hasta me vinieron a ver especialistas de la NASA, fue el caso más concreto, real y espectacular”, expuso Polanco.

Etiquetado como

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]