Menu

Incendios forestales: Bariloche pone la lupa para prevenir contingencias de interfase

Patricia Díaz informa a las ediles Contreras y Fernández. Patricia Díaz informa a las ediles Contreras y Fernández.

- PARA EMERGENCIAS PRIORIDAD CON EL 103 - 

La subsecretaria a cargo de Protección Civil de Bariloche, Patricia Díaz, aseguró que existe un plan de contingencia para prevenir incendios forestales y los llamados de interfase. 

Por Juan Carlos Montiel
[email protected]

El objetivo es detectar con mayor celeridad el momento de inicio de un foco ígneo y actuar con rapidez y precisión. Además explicó que se trabaja en conjunto con otras organizaciones de la ciudad.

Protección Civil, brigadistas del SPLIF, Parques Nacionales, cuarteles de bomberos, y efectivos de la Policía Federal trabajan en equipo ante contingencias de riesgo por la presencia de incendios forestales o de interfase. Para la funcionaria el sistema está “aceitado” y además por el momento el clima ayudó ya que no existieron, en el actual verano barilochense, altas temperaturas.

“La logística y la parte operativa están a punto”, resumió Díaz en conversación con El Cordillerano y agregó que “tenemos coordinación con las distintas fuerzas” que están abocadas ante la aparición de algún foco de incendio. Incluso la titular de PC explicó que “si bien existen zonas de mayor vulnerabilidad es esencial que los vecinos mantengan sus terrenos limpios, con biomasa lejos de las viviendas”. Dicho esquema ayuda para la prevención, ya que una zona boscosa, con muchas ramas caídas o intenso follaje es de mayor cuidado al momento de la aparición de algún foco.

Por parte Patricia Díaz refirió que “estamos bien de recursos, uno siempre quiere tener más (recursos) pero hay dos helicópteros, dos aviones hidrantes, suficientes brigadistas, cinco cuerpos de bomberos, cámaras de vigilancia monitoreadas por el SPLIF, en definitiva se hace una tarea en conjunto, sin protagonismo, porque nadie es dueña o dueño del fuego”.

Por otra parte las ediles Julia Fernández y Claudia Contreras se interiorizaron sobre el Plan de Emergencia y el plan contra incendios interfase. Para ello mantuvieron una reunión con la subsecretaria de Protección Civil, para conocer en detalle estos planes con los que cuenta la ciudad.

La encargada del área informó que es la primera vez que Bariloche tiene un Plan de Emergencia y que el mismo consiste en tener planes para cada una de las contingencias que pueden producirse, desde accidentes vehiculares, avalanchas, derrumbes o incidentes lacustres, entre otros. En Bariloche se han establecido 30 posibles contingencias y el fin es contar con protocolos de acción para mitigarlas, con las misiones y funciones de cada una de las instituciones intervinientes.

Sobre la consulta particular de las ediles respecto al plan de contingencia por incendio de interfase, Patricia Díaz informó que el de Bariloche es el primero que se realizó y el mismo sirvió como modelo para la región, dado que otras municipalidades lo replicaron en sus jurisdicciones. En el plan se establecen principalmente los objetivos, la metodología, y las instituciones y niveles de responsabilidad de cada una de ellas.

Patricia Díaz remarcó que el rol de Protección Civil es la coordinación entre las diversas instituciones y la completa disposición para con ellas. Además resaltó el alto nivel de compromiso de los organismos, mostrando rápida y efectiva respuesta cuando se producen incendios.

Las concejalas resaltaron la importancia de contar con un plan de emergencia en nuestra ciudad para que la respuesta sea inmediata y efectiva frente a las contingencias. Asimismo manifestaron el alivio que traen las lluvias para disminuir el riesgo de incendios, y la importancia de tomar conciencia respecto del manejo responsable del fuego, dado que se vive en una zona con riesgo de incendio extremo y la mayoría son producidos por descuidos humanos (colillas de cigarrillos y fogones mal apagados, entre otros).

Finalmente, Patricia Díaz informó que el día 13 de enero se llevará adelante la primera capacitación de voluntarios de Protección Civil, con quienes se pretende armar el primer equipo de logística. (Fuente: El Cordillerano y Juntos Somos Bariloche).

Controles por imágenes satelitales

¿Cuáles son las principales causas que provocan los incendios? ¿Podrían haberse prevenido? ¿Es el hombre, intencionalmente o por negligencia, el principal causante de estos disturbios o responden a causas naturales?

Héctor del Valle, investigador principal, y el becario pos-doctoral Leonardo Hardtke trabajan en el Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC) del Centro Nacional Patagónico (CENPAT-CONICET) con información satelital de distintos sensores remotos (satélites) y análisis biofísicos de contexto que permiten detectar y estudiar los riesgos, amenazas y vulnerabilidad de los pastizales ante las quemas.

Diseñaron, por un lado, un modelo estadístico que es expresado en una cartografía digital que describe la relación entre el riesgo y/o amenaza de incendio y los factores que lo determinan, como la temperatura, las precipitaciones, el viento, la vegetación y la densidad de población. Y, por el otro lado, desarrollaron una técnica de detección automática de áreas quemadas: “La computadora localiza las áreas que ya han sido afectadas por el fuego y las incorpora a una base de datos que se renueva cada 16 días”, explica Hardtke.

Una de las cuestiones más importantes que afectan a la gestión de los incendios es la falta de una cartografía sistemática del área quemada, que dificulta la evaluación del impacto ambiental y la introducción de medidas apropiadas para prevenir la erosión del suelo y ayudar a la regeneración de la vegetación.

Los conocimientos generados a partir de los trabajos y que son llevados luego a los mapas digitales son útiles también para establecer estrategias de monitoreo y control. “Entre los caminos vecinales y los alambrados muchas veces se deja crecer el pasto, que es biomasa potencialmente incendiable. En regiones de viento intenso el fuego se propaga muy rápido. Los pastos en general producen un estrato de continuidad por donde avanza el incendio y va creciendo al ir quemando los arbustos. La cartografía es un elemento de utilidad para la gente que trabaja en gestión de riesgo porque permite hacer un monitoreo de cómo se van regenerando aquellos lugares que se han quemado y mantener la limpieza de los caminos”, argumenta Del Valle.

Los científicos estudian la zona de la cuña austral en la Patagonia del bioma Monte. Este bioma abarca cerca de 240 mil kilómetros cuadrados que discurren en forma paralela a la cordillera de los Andes, desde el Sur de Santa Cruz hasta Neuquén, y desde ahí hacia el Este hasta encontrar la costa atlántica. Este sistema es propicio para los incendios durante la primavera y en verano, cuando soplan vientos fuertes y hay baja humedad, y las temperaturas medias anuales van desde 18 °C en su zona central, hasta 15 ºC en el sector Norte y 12°C en el sector Sur.

Según enumeran los investigadores las consecuencias negativas de los incendios de pastizales en la región son vastas: degradación del ambiente, daños económicos por la pérdida del aprovechamiento del pastizal, disminución del atractivo paisajístico y aporte de polvo atmosférico y, en menor escala, contribución al incremento del efecto invernadero por la emisión de dióxido de carbono.

El grupo relevó unas 700 quemas que cubren aproximadamente el 20 por ciento del área de estudio y han podido recabar una gran base de datos. “Lo que buscamos obtener es un conocimiento del rol ecológico del fuego. De cada uno de ellos sabemos qué temperatura había el día que ocurrieron, cómo eran las condiciones de viento, cuál era la vegetación predominante antes del incendio o la humedad del combustible. Al recolectar todos estos datos podemos generar hipótesis que puedan convertirse en potenciales alertas tempranas. La información es una herramienta fundamental para combatir incendios. Nuestro objetivo es poder estar delante de los problemas y no detrás”, afirma Del Valle.

A partir del trabajo de mapeo que se compone de imágenes satelitales y se renuevan periódicamente, los investigadores pueden observan los patrones de distribución y de ocurrencia. Esto permite detectar por ejemplo si los incendios fueron provocados a partir de factores naturales o humanos.

Si bien la naturaleza, principalmente en forma de rayos, es iniciadora de incendios, la gran mayoría de estos disturbios tienen una causa antropogénica. Según Hardtke, “por ejemplo cuando encontramos que los fuegos sucedieron al borde de una ruta o tienen un solo foco, sabemos que en general fueron provocados por el hombre. Los incendios iniciados a partir de un rayo eléctrico no son tan intensos y tienen tres o cuatro focos de inicio”. (Fuente: CONICET)

Fuego amigo

Los incendios naturales ocurren por lo menos desde hace 440 millones de años y han sucedido en todos los continentes y en los biomas más diversos, desde las sabanas tropicales hasta en los arbustales semidesérticos.

“Cada área tiene un régimen de incendio específico y si se modifica varían indefectiblemente las características ecológicas del lugar. Queremos hacer un aporte que resulte beneficioso para la comunidad pero también entender cuál es el rol del fuego en un ambiente como el nuestro. Si bien son un problema que puede provocar pérdidas humanas y materiales, los incendios naturales en ecosistemas adaptados al fuego parecen ser importantes a la hora de mantener la biodiversidad y el funcionamiento del ecosistema. Lo esperable es generar políticas para mitigar los efectos negativos y potenciar los positivos”, concluye Hardtke.

Mesa de trabajo

Los investigadores del CENPAT, Del Valle y Hartdke, participaron el pasado 6 de enero de una reunión junto a autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT), ministros provinciales y representantes de instituciones públicas abocadas al manejo del fuego para construir una agenda de acciones conjuntas, tendientes a articular el acceso a los datos e información que generan distintos organismos nacionales, así como gestionar y promover la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías para evaluar la potencialidad de peligro de incendios.

Habrá Aportes del Tesoro Nacional para municipios afectados por el fuego

El secretario del Interior, Sebastián García De Luca, confirmó que por disposición del ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, se entregarán Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a los municipios de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro que están siendo afectados por los incendios forestales.

“Queremos que los intendentes tengan lo que necesitan para recuperar la infraestructura en materia de servicios y, en el mismo sentido, poder asistir a los productores que han sido severamente afectados por los incendios”, señaló García De Luca, quien viajó ayer a La Pampa para llevar soluciones a las zonas afectadas.

Agregó que “pese al desánimo, los productores y los vecinos de La Adela (en La Pampa) quieren salir adelante” al tiempo que recalcó: “Es importante que empiecen a tener las herramientas necesarias porque el fuego se apagó, está controlado, pero hay que seguir monitoreando la zona".

En ese sentido, el funcionario nacional remarcó que el presidente, Mauricio Macri, encomendó realizar un trabajo entre el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, el Ministerio de Agroindustria, que conduce Ricardo Buryaile, y el Ministerio de Ambiente, a cargo de Sergio Bergman, y los gobernadores.

“Junto a Buryaile fuimos a anunciar distintas medidas como la entrega de 2.500 rollos de pastura y maíz para la hacienda de los productores ganaderos afectados, la homologación de la Emergencia Agropecuaria, la suspensión de pago de impuestos nacionales, la suspensión de vencimientos en la banca oficial, créditos a tasa más accesible en el Banco de la Nación y Adelantos del Tesoro Nacional, entre otras medidas”, detalló García De Luca.

Añadió que Sergio Bergman fue a “reforzar los vehículos y el equipamiento” y que el titular del Banco Nación, Carlos Melconian, “está haciendo un gran trabajo al igual que el equipo de Vialidad Nacional”.

Por último, el secretario del Interior confirmó que ya hubo conversaciones con la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y los gobernadores de La Pampa, Carlos Verna; y Río Negro, Alberto Weretilneck, para hacer fideicomisos en cada una de las provincias con el objetivo de que los productores que no están en condiciones de ingresar al mercado oficial del crédito nacional puedan contar con esa herramienta para “salir adelante en esta situación”. (Fuente: Prensa Gobierno Nacional)

volver arriba

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp