Menu
denuncia-whp

El turismo institucionalizado en Argentina

Las Cataratas del Iguazú. Las Cataratas del Iguazú.

- NACIO EL 11 DE JULIO DE 1942 - 

Ahora, que se consolidó un primer nivel en la jerarquía del gobierno nacional, con la denominación correcta, sin aditamentos, ya que turismo nace y vive, de la integración de “disciplinas” (de “multidisciplinas”, que sin enumerar socios, arrastra una importante diversidad de factores: culturales, económicos, sociales, que tienen por encima de todo, la prioridad de acelerar la inclusión e incrementar la “calidad de vida”, de varios millones de argentinos, y extranjeros). De allí que hoy, la fecha en que fue creada la institución turística, no sólo es momento para recordar, sino que en este 2017 hay que acelerar las estrategias, para consolidar el nuevo escalón ganado.


Por Antonio Torrejón

Los pueblos originarios en su traslado, que fuera integrado hacia el mil cuatrocientos por el Imperio Inca, luego los barcos, proveedores de gran parte de los europeos y por allí el permanente mestizaje hicieron la ocupación secundaria y la transformación, que sigue significando algo especial en nuestra historia turística, hasta permitiendo que desde 1904, Argentina, ya independiente y consolidada, estuviera presente con créditos de colonizador, en la lejana Antártida. 

Junto a estas historias, consolidadas en la integración por los ferrocarriles argentinos en 1856 ya en el siglo 20 por las rutas pavimentadas y el transporte aéreo, que comenzó por su potencialidad natural y cultural a proyectarse al mundo. 

La construcción de la primera línea férrea fue el producto de la coincidencia de iniciativas y capitales netamente argentinos. La hotelería sofisticada, fruto de visionarios como Palau en 1881, en Rosario de Frontera, área Termal de Salta, se repitió con fuerte compromiso, para el “Primer Centenario” de la patria, con el Plaza hotel y el Palace, de Buenos Aires, Tigre Hotel y luego consolidando desde El Edén y el Sierras de Córdoba, el de Sierra de la Ventana, siguiendo por el Bristol de Mar del Plata o el Villavicencio de Mendoza. Todo en un contexto que acompañaron las comarcas más relevantes de la patria, hasta llegar al Llao-Llao en Bariloche en 1938. Luego que se diera la fecha de institucionalización en 1942 en la Argentina, el desplazamiento de turistas durante el primer gobierno peronista hacia diferentes destinos continuó con la tendencia en aumento de las décadas posteriores terminada la “2ª Guerra Mundial”, gracias a la consolidación de un “Turismo Social”, que a partir de una serie de medidas, como el aumento de los salarios, la generalización del descanso semanal, de los días feriados obligatorios y pagos, el sueldo anual complementario y el derecho a vacaciones anuales pagas, favoreció las condiciones para el acceso al turismo de sectores más amplios de la población, fundamentalmente los asalariados urbanos. En repetidas ocasiones el mismísimo presidente Perón se refirió al impulso que su gobierno le otorgaba a la promoción turística orientada hacia los sectores populares. Un ejemplo de ello son las palabras del presidente Perón que se reprodujeron en una publicidad que realizó la Administración de Parques Nacionales y Turismo en 1946 y apareció en la revista Automovilismo: "Organizaremos viajes colectivos, se construirán campamentos y se habilitarán colonias de vacaciones y hoteles económicos en la sierra y en el mar, para que este programa no se limite a un pequeño sector del pueblo, posiblemente el que menos necesita oxigenarse, sino a todos los que pueden desplazarse y aprovechar 15 o 20 días al año, con un pequeño desembolso y reparar sus energías". La institución turística argentina con la nacionalización de los Ferrocarriles y la fundación de Aerolíneas Argentinas, pasó a la dependencia de los ministerios de Transporte, para el impulso de los viajes. El presidente Frondizi, valorizó en toda su dimensión la actividad dando presupuesto y autonomía al Ente Mixto de Conducción: Dirección Nacional de Turismo. En el gobierno de facto de Onganía, se le dio, al estilo de las herramientas del franquismo en España para ablandar la imagen del gobierno, una dependencia del área de la difusión, la que se disimula en tiempos de Lanusse con la creación de la Secretaría de Estado de Turismo. Abelardo Mario de Campos, en este espacio jerarquizado, y sin mezclas.

La vuelta a la democracia en 1973, opta por el combo político de turismo comercial, social y deportes en una Secretaría de Estado, dependiendo del Ministerio de Bienestar Social. El ambular sin dar pie a lo importante nos lleva hasta 1986, en que Francisco Manrique, vuelve el tema al Poder Ejecutivo como Secretaría de Turismo. Posta que en 1989 toma Francisco A. Mayorga por toda la década. Apareciendo la figura de Turismo Ministerio, por primera vez en lo Provincial de Río Negro. Horacio Masacessi, gobernador, Antonio Torrejón, ministro de Turismo. Ingresado el presidente De la Rúa, por un par de meses en el 2000, Hernán Lombardi, logra el ascenso a ministerio sectorial en compañía de Deportes, Transporte Aerocomercial, Parques Nacionales y Cultura. Lo que sigue con Daniel Scioli en el nivel de secretaría, posta que toma por poco tiempo ya arribado el presidente Néstor Kirchner, Germán Pérez, y el inicio de un largo ciclo: 2003, 2010 de Carlos Enrique Meyer .

Lo reciente, del 28 al 30 de junio, es un ideal sectorial soñado. Por demás contemporáneo y justificado, que nos permite llegar al cumpleaños del 2017, a celebrar las “Bodas de Platino”, “75 años creciendo sostenidamente”. Recordamos nuestro último paso institucional ratificando la jerarquía el presidente Mauricio Macri y un especialista del rubro, el licenciado Gustavo J. Santos.

Feliz cumpleaños, Institución Turística Argentina. Se inicia el camino de la demostración, del mayor de los desafíos, que en este relato, se marcó en el 2000, se ratificó en el 2010 y que tendrá que seguir creciendo, ante una “multidisciplina” que será la “conquista social” en pocos años de este tercer milenio.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]