Menu
denuncia-whp

Fundación INVAP sirvió “Chocolate por la noticia”

Al Sol en la zona de Llao Llao. Al Sol en la zona de Llao Llao.

- CUATRO CIENTIFICOS Y MULTITUD DE NIÑOS - 

“Yo pensé que los científicos iban a tener guardapolvos pero se vestían de forma normal”. O “me sentía muy feliz, nerviosa y tenía miedo de preguntar mal, pero cuando conocimos a los científicos nos sentimos muy tranquilos”. Tal el tenor de las devoluciones que chicos de 4to grado elaboraron después de la actividad.

Por Adrián Moyano
[email protected]

Con la simpática denominación de “Chocolate por la noticia científica”, la Fundación INVAP promovió un encuentro entre dos cursos de la escuela 266 y cuatro científicos que actúan en el medio barilochense. La actividad tuvo lugar un mes atrás pero recién en estos días la entidad organizadora recibió la devolución de los niños participantes. “Yo me imaginé a los científicos altos y muy mayores”, dice una de ellas. “Pensé que todos los científicos era hombres, me gustó que haya mujeres”, afirma otra.

Con ese candor todavía como tesoro, El Cordillerano dialogó con Verónica Garea, directora ejecutiva de la entidad. “Fue un evento que se llevó adelante en el marco de la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología. Se llamó Chocolate por la noticia científica y buscamos que chicos de Primaria pudieran entrevistar a un grupo de científicos de Bariloche. Invitamos a los dos cuarto grado turno mañana de la escuela 266”, resumió.

En primera instancia, chicas y chicos “trabajaron con sus maestras, les dijimos cuáles eran las áreas de los científicos y entonces, en el grado vieron qué preguntas hacer y qué querían saber. El día del evento vinieron a Soria Moria, al espacio que tiene la Fundación INVAP y entrevistaron a los cuatro científicos”. Si siempre es lindo transitar por aquellos rincones del Circuito Chico, no costará imaginar el alborozo de los pequeños visitantes.

“Chocolate por la noticia científica” perseguía “que los chicos pudieran hablar con los científicos mano a mano y vieran que no son gente extraña, que son gente común y silvestre como la que pueden encontrarse en el supermercado y que tuvieran una visión de lo que hacen día a día, porque el trabajo del científico es como cualquier otro. Suena más especial o raro pero los científicos son gente que trabaja, que se levanta a la mañana, toma mate, va a trabajar y conversa con sus compañeros”, argumentó Garea.

La iniciativa se concretó “en colaboración con la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción de Río Negro. Cuando les contamos qué actividad queríamos hacer, sugirieron Primaria y cuarto grado, porque en esa edad los chicos ya tienen manejo del lenguaje y esa maravilla por lo desconocido. Sugirieron la escuela 266 porque conocían a las maestras y sabían que se iban a entusiasmar mucho”, justificó la directiva.

La señora que ayudaba

Garea aparece en los comentarios de los pequeños entrevistadores. “Yo era la señora que ayudaba porque hacía como un resumen de todo y eso estaba muy bueno (risas). Esa era yo… Fue genial. Ya cuando llegaron los chicos al espacio, estaban totalmente deslumbrados con ir a la casa en sí. Al principio estaban muy asustados pero después, cuando se soltaron, las preguntas estaban buenas. Realmente, habían pensado qué querían preguntar”.

En consecuencia, “el objetivo se cumplió y en las devoluciones de los chicos se ve. Ellos dicen, por ejemplo: yo pensé que los científicos no iban a ser jóvenes, que no iban a ser mujeres… Que iban a estar arriba y nosotros abajo… Claramente, tenían un preconcepto que lograron quebrar con las preguntas y el intercambio con los científicos que aceptaron la invitación”, señaló la directora de Fundación INVAP.

A la hora de invitar a los disertantes, “buscamos gente que tuviera buena relación con los chicos y al mismo tiempo, disciplinas que fueran atractivas. Por eso invitamos a (Rodolfo) Willy Pregliasco porque la física forense siempre llama la atención. Andrea Trochine vino de IPATEC (Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales), donde trabaja con levaduras, trajo muestras y les explicó a los chicos lo que hacían. Liliana Mogni, del Centro Atómico, trabaja en materiales y tiene mucha experiencia en este tipo de actividades. Era muy difícil el tema que tenía que abordar, materiales y energía, pero lo bajó muy bien. Y Paula Rotondo, que trabaja en INVAP y también tiene mucha experiencia interactuando con chicos y puede bajar el tema de satélites a un lenguaje que los chicos puedan entender”, enumeró Garea.

Si bien el reciente fue “el primer evento que hacemos de este tipo, pensamos hacerlos recurrentes”, anticipó la directiva. “Queremos que sea una actividad de la Fundación y estamos pensando en trabajar con chicos un poco más grandes, con otro enfoque que más bien, sea la lectura de la noticia científica: tratar de entender qué hay detrás de la información que aparece en la cobertura periodística y cómo expresar en una cobertura periodística información científica, que no siempre es fácil”, estimó.

Esa voluntad se explica porque “el periodismo es una puerta muy importante para la divulgación y creemos que es importante que los chicos distingan entre lo que es información y lo que es producción de primera mano del científico, porque el lenguaje no es el mismo. A veces, uno lee una cosa y puede no terminar de entender lo que leyó porque el lenguaje en el que se expresó originalmente, era distinto. Eso para chicos más grandes pero también esperamos seguir con eventos como el que hicimos, para que los chicos se encuentren con científicos y puedan preguntar, que puedan interactuar”, señaló. Quiere decir que entonces, habrá más “chocolate por la noticia científica”.

Conocimiento y servicio

A grandes rasgos, “la Fundación INVAP busca poner la experiencia del conocimiento de INVAP al servicio de la comunidad”, señaló Verónica Garea, su directora ejecutiva. “Tenemos cinco ejes de acción: Tecnología y equidad; Alfabetización en ciencia y tecnología -en este eje entró el evento-; Políticas y programas en ciencia y tecnología; Fortalecimiento del ecosistema productivo de base científica -para tratar de lograr una vinculación entre el sector productivo y el científico tecnológico-, y Arte, ciencia y tecnología, un eje en el que tenemos un proyecto para el año que viene”, anticipó.

En cuanto a su trayectoria, indicó Garea que es ingeniera nuclear. “Tengo un doctorado en Física de la Ingeniería y mi historia profesional es en Confiabilidad y seguridad de sistemas tecnológicos complejos. Pero además, siempre tuve inquietudes fuera de lo técnico y cuando se abrió la oportunidad en la Fundación, ahí fui”, confió. En la inminente Fiesta de la Palabra, la Casa Soria Moria cobijará uno de los acontecimientos, al igual que cuando tuvo lugar en Bariloche el FILBA Nacional.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]