Menu
denuncia-whp

Tenaz florecimiento a pesar del ambiente de crisis

Joaquín De Bento, alma mater del espacio. Joaquín De Bento, alma mater del espacio.

- TERCERA PARTE – LA CULTURA BARILOCHENSE EN 2016 Y HACIA 2017 -

En esta entrega El Cordillerano comparte los aportes de Joaquín De Bento, Rubén Fernández, Anahí Mariluan, Laura Méndez, Bárbara Marigo, Juan Alari, Ingrid Roddick, Eliana Navarro y Verónica Merli. Aún queda material para otro capítulo:

Por Adrián Moyano
[email protected]

Explotó la Bandeja de entrada con los balances y perspectivas que acercaron a esta redacción diversos protagonistas del quehacer artístico y cultural de la ciudad. En este capítulo, las reflexiones de Joaquín De Bento, impulsor de Culturica Bar de las Artes; Rubén Fernández, actor y ex secretario de Cultura; la cantora mapuche Anahí Mariluan; la historiadora Laura Méndez; la actriz Bárbara Marigo; su colega Juan Alari; la artista plástica Ingrid Roddick; Eliana Navarro en su rol de editora en la EMB y la también poeta Verónica Merli. Quedaron afuera otras consideraciones que publicaremos en 2017.

EC: ¿Cómo fue 2016 desde tu perspectiva personal como artista? ¿Qué lograste, en qué trabajaste?

Joaquín De Bento: Pudimos concretar el inicio del proyecto Culturica. Comenzamos con el objetivo de proponer un espacio de arte y entretenimiento para la sociedad, mientras que intentamos difundir, promover y potenciar a los artistas locales. Es para nosotros un inmenso placer sentir que logramos en muy poco tiempo -casi 7 meses- posicionarnos como uno de los pocos espacios culturales referentes y en condiciones para poder llevar a cabo nuestra misión.

Rubén Fernández: Fue difícil ya que no me pude ni quise aislar del contexto social en el que nos encontramos. Por otro lado, estuve tres años en la función pública y costó volver a la actuación. Participé de un corto y una peli que se hizo este año. El actual gobierno nacional con su política económica, social y cultural contaminó de tal forma la vida que fue muy difícil pensar el arte. De alguna forma volver a la docencia fue el oasis en el que pude nutrirme para pensar un nuevo año de lucha silenciosa. En lo pequeño, en grupos reducidos encuentro una razón, una puesta en escena de mis ideas.

Anahí Mariluan: Como artista independiente, este año pude sacar un nuevo disco “Amulepe tain purrun - Que siga nuestro baile”, con el prestigioso sello Club del Disco.Anahi Mariluan

Laura Méndez: Fue sin duda un año complejo, plagado de contrastes y perplejidades. Sin embargo, en lo personal, fue un año en que el trabajo colaborativo grupal dio sus frutos. El libro “Tiempo de jugar, tiempo de aprender. Educación, museos y prácticas corporales en la Patagonia Norte", editado por Prometeo, es el resultado de un trabajo de investigación que durante cuatro años realizamos 10 docentes-investigadores del Centro Regional Bariloche de la Universidad del Comahue. Y siempre un libro amerita un festejo.

Bárbara Marigo: Fue muy positivo en lo que a producción personal y grupal se refiere, porque realizamos varias funciones de la obra de teatro “...” Puede leerse “puntos suspensivos entre comillas”. Es de Javier Santanera, con dirección de Julio Benítez, en la que estamos trabajando con Melisa Rodríguez en la actuación. Digo estamos porque seguimos construyendo e investigando la dramaturgia de la actriz.

Para mí es muy importante estar trabajando en los diferentes espacios que se sostienen independientemente como la Casita Azul y El Brote. La Escuela Municipal de Arte La Llave también es un espacio que valoro mucho y considero de gran importancia para la formación y producción artística, sobre todo en estos tiempos que vivimos, en el que todo tambalea y peligran muchos derechos, entre ellos, la cultura.

Logré sostener el espectáculo, participar de la Primavera Teatral como elenco y como colaboradora. Otro evento importante del año al que asistimos fue la Fiesta Provincial del Teatro que se realizó en diciembre en El Bolsón.

Juan Alari: Lo sentí muy rico desde el punto de vista de conocer gente en Bariloche muy profesional en sus áreas. Eso me impulsó a poder llevar a cabo muchos proyectos, por ejemplo, “Leñadores”, una serie web realizada íntegramente en la Patagonia. Conocer al Grupo Baco, donde gracias a realizar una suplencia de un personaje en “Crónicas de una caricia, apretar disimulando el silencio” pude acercarme a conocer la técnica de Suzuki y hacer funciones de la obra en el Festival Provincial de Teatro de Río Negro. Por otro lado, en Mendoza se realizó durante todo el año “La mentira”, una obra de mi autoría.

Ingrid Roddick: Si bien me parece que ha sido un año bastante quieto y expectante, han habido muchas propuestas que han continuado de años anteriores y he tenido la suerte de haber sido invitada a participar en algunas de ellas: la muestra colectiva de arte textil “Temporal, Ingrid Roddick con el Nahuelensisejercicios textiles”, propuesta por la Galería Bosque Neón fue una de ellas y en verdad lamento que haya tenido que cerrar este año. También la Galería Farrarons Fenoglio me invitó a participar en una muestra de libros de artista, propuesta por Patricia Piñero a través de la Subsecretaría de Cultura de Bariloche durante la IV Edición de la Fiesta de la Palabra.

La obra “Nahuelensis” que creamos con Soledad Escudero para una feria en la que estuvimos en Buenos Aires, también tuvo la oportunidad de ser mostrada en la Fiesta de la Palabra, en las actividades que se desarrollaron en el SCUM. Como con los emprendimientos privados, los que se realizan con apoyo, en este caso, municipal, también implican mucho esfuerzo por parte de sus organizadores. Por otro lado, la Asociación de Artistas Plásticos de Bariloche ha continuado sosteniendo la organización de muestras y actividades, una de ellas “Fuera de Campo” durante la V Edición de Septiembre + Bariloche = Arte, y mostré allí algunos de mis mapas bordados, junto a otros asociados, en el hotel Inacayal.

Además de artista, organizo como “Piso3” muestras con Silvia Barbosa. Este año organizamos en el hotel Design Suites tres muestras: “Visiones Patagónicas”, con los grabadores Adrián Pandolfo de Chubut y las barilochenses Mariana Erlijman y Betiana Yungano, junto al escultor Carlos Iriarte. Otra de fotografía: “Movère” con Carol García Angulo, Francisco Esteban Leuman y Fernanda Lombardini. Y la recientemente inaugurada muestra colectiva de Vanessa Dee, Javier Gofin y Alejandro Tchicourel.

Eliana Navarro: Lo dediqué totalmente al trabajo en la Subsecretaría de Cultura en general y al desarrollo de la EMB en particular. Hay un proyecto personal y en conjunto con mi querida Natalia Buch, pero hasta el momento estamos en instancia gestación.

Verónica Merli: Creo que pude realizar interesantes intervenciones y participar de encuentros movilizadores como “Conversaciones de Otoño” en Fiske Menuko (General Roca). Y hasta el malogrado encuentro de Plottier, que me permitió conocer nuevos artistas de este lado de la cordillera y del otro. Para mí, que era una cuenta pendiente el compartir mis cantares, amalgamé textos con Van Jones (canciones y tango) y presentarme en público cantando y diciendo, creo fue un gran avance en mi andar de artista en el mundo. Siempre seguí escribiendo, sacando fotos y compartiendo la maravilla artificial del universo que es el arte, a la par de la natural que nos rodea y abraza en lugares como el nuestro.

EC: ¿Qué proyectás para 2017?

Joaquín De Bento: Doblamos la apuesta y nos proponemos acompañar a los productores y artistas para potenciar el arte y la cultura local, con el fin de concienciar el alto nivel de contenidos que posee Bariloche. Estamos convencidos que a nivel social podemos transformar la realidad turística e intentar posicionarnos como una ciudad cosmopolita de arte. Creemos en una sana y respetuosa revolución artística y cultural.

Rubén Fernández: Hay proyectos teatrales, docencia, Teatro por la Identidad… Siguen creciendo y seguirán en 2017 tomando forma, juntándose con otros. Espero vean la luz el próximo año.

Anahí Mariluan: Quisiera concretar un nuevo material de cantos de cuna, pero no me es indiferente que se cumplan 100 años del nacimiento de la cantautora Violeta Parra y me gustaría festejar su cumpleaños y su palabra, tan vigente en estos tiempos que transcurren.

Durante enero me encontraré tocando en Alemania, al retorno cumpliré con otros conciertos en localidades de Chile y también en el Parque Nacional Los Alerces. Quizá lo más importante es que junto a Leopoldo Caracoche hemos sido seleccionados para el FIMA Perú, Festival de

Músicas de Alturas, al que concurriremos representando al país, pero además es de nuestro interés como amantes de la etnomusicología. Conocer músicos de compromiso con las primeras naciones me llena de emoción.

Laura Méndez: Tenemos la ilusión de publicar dos nuevos textos, con factura diferente a los habituales en el ámbito académico. Ambos son productos de los programas de Voluntariado Universitario y en ambos, no somos nosotros sus autores, sino que acompañamos a un grupo de Laura Méndez durante una disertaciónvecinos y vecinas a contar su historia y transformarla en un relato escrito. En un caso, con vecinos del barrio El Mallín, para dar vida -junto a docentes, egresados y alumnos de la carrera de Historia del CRUB- al libro "Historias del Mallín. El barrio Belgrano Sudeste y su gente". En el otro caso -más incipiente- estamos junto a un equipo interdisciplinario acompañando el proceso de construcción de un texto sobre la ARB (Asociación Recicladores Bariloche) en las que sus miembros -en su inmensa mayoría mujeres- relatan sus historias en clave personal y social, desde la crisis de 2001 al presente.

Bárbara Marigo: Espero poder participar activamente en la propuesta del Foro de Teatro para Niños y tal vez producir un espectáculo a partir de esta experiencia. También continuar con “…”, recibir propuestas de otros compañeros de la ciudad y acompañar festivales. Participar y acompañar TXI, que este año no se realizó.

Juan Alari: Tengo ganas de dar clases de actuación, hacer radio y seguir generando contenido musical, teatral y fílmico.

Ingrid Roddick: Seguir haciendo, exhibiendo obra y organizando muestras y actividades. Por lo pronto, estoy muy contenta de que nos hayan invitado con Soledad Escudero a una galería en España: mi libro de artista “Río Caleufu” estará expuesto en Málaga y ha tenido repercusiones aquí que espero devengan en nuevas propuestas. Estoy proyectando participar de una feria de arte en Buenos Aires con Soledad Escudero, Natalia Lukacs, Moma Mozetich y Carlos Iriarte.
“Piso3” proyecta tres nuevas muestras en el Hotel Design Suites y sin duda irán surgiendo nuevas alternativas para mí y los artistas y actores culturales que trabajamos en las artes visuales de Bariloche.

Eliana Navarro: Seguir editando libros. Darle forma y entidad cada vez más definida a la EMB, reglamentar su funcionamiento, seguir editando libros, conformar biblioteca de literatura local con acceso al Eliana Navarropúblico, seguir trabajando en la publicación del fanzine de la sala de ensayo comunitaria, seguir editando libros, trabajar en la Fiesta de la Palabra, promover a los autores editados, viajar y compartir experiencias con ciudades amigas y vecinas, fortalecer lazos entre escritores y lectores, promover las ediciones en la escuela, seguir editando libros y así.

En lo personal, concretar el libro “Weisse Elster”, proyecto del que hablé más arriba.

Verónica Merli: Editar “La Niña sola” en poesía. Empecé hace poco pero ya está muy avanzado. Quiero cantar mucho (algún repertorio está consolidándose), quisiera traducir alguno de mis libros y tengo intención de sacar un libro de fotos: “Cuba'stones?” También armar una muestra de imágenes de Río Negro para llevar al mundo.

EC: ¿Cómo te parece que evolucionó la situación barilochense, siempre en materia de cultura y espectáculos?

Joaquín De Bento: Estamos eternamente agradecidos por la compañía de los medios que entienden que el arte y la cultura son absolutamente necesarios para mejorar la calidad de vida de los que habitan y visitan este suelo.

Rubén Fernández: Gracias al empuje de los trabajadores de la cultura el movimiento de los artistas siguió adelante. No veo propuestas desde el Estado, tanto municipal como provincial o nacional. No se ve una política cultural desde las instituciones culturales. Las intenciones están dadas por la gente que desde los espacios tradicionales -Biblioteca Sarmiento y Araucanía- más los alternativos -Casita Azul, Culturica, El Galpón- y algo que pudo hacer La Llave a pesar de la falta de gas durante ocho meses. Agradezco que sigan las Nevadas Teatrales, Formación de Espectadores, la Fiesta de la Palabra, Primavera Teatral y veo con tristeza que un espacio como La Baita haya dejado de funcionar. Se perdieron espacios como Cultura en Prensa, Copate Mascarita, Café Cultura, las giras del Cervantes y otros más. Sin la presencia del Estado la cultura es otro producto de consumo que sólo podrán consumir algunos y la producción estará condicionada por el mercado.

Anahí Mariluan: La situación en cuanto a cultura en Bariloche deja pendiente un trabajo colectivo y de decisiones grupales que permita un diálogo más acertado y acorde a una actividad dignificante como es el arte. Los abocados a esta tarea nos debemos día a día pensar una sociedad más justa en donde el arte ocupe el lugar de la expresión. Los tiempos en que crecemos ameritan un compromiso mayor con lo comunitario.

Laura Méndez: Creo que tuvo la particularidad de unir grupos y voluntades y generar propuestas que se gestaron desde abajo, en muchos casos por fuera de políticas municipales. Dotaron a la ciudad de diferentes espacios y alternativas culturales… Culturica, movidas barriales, murgas, músicas y manifestaciones artísticas variadas, rompieron la monotonía y el orden monolítico de quienes piensan la cultura por fuera de sus actores.

Celebro algunas iniciativas como la Fiesta de la Palabra, las actividades en sostén de un municipio intercultural y brego por más presupuesto para la cultura.

Bárbara Marigo: No sé si puedo decir que evolucionó, creo que se sostuvieron varias actividades con mucho esfuerzo y gestión de los teatreros. Me refiero al teatro que es lo que más conozco. Por ahora es complicado tener fechas y espacios para trabajar, que son pocos o poco Bárbara Marigo en Puntos suspensivosaccesibles. Es difícil sostener económicamente los espacios de ensayo para producir. Pese a esto hay producción de espectáculos nuevos y eso está muy bueno.

Juan Alari: En el corto tiempo que vivo en Bariloche no dejo de sorprenderme con la capacidad humana y creativa que está activa desde todas las áreas. Se nota el compromiso de los que trabajan y también me llama la atención la organización de gente de teatro empujando la construcción del tan esperado teatro independiente de Bariloche.

Eliana Navarro: La retracción del Estado municipal, en sintonía con el nacional y provincial, no es algo ajeno a la Subsecretaría de Cultura. Es desmoralizador, sí, pero de todos modos como trabajadora del Estado me niego a abandonar la pelea y la doy en el día a día en el trabajo...

Cada libro que se concreta en cierta forma es una batallita ganada. Es una decisión política el sostenimiento de la EMB y aquí está. No es menor y menos en este contexto.

Entiendo por otro lado la cantidad de cosas que faltan y que hay que mejorar. Pero creo que la comunidad artística aún no se ha dado discusiones primarias, anteriores a los reclamos justos al Estado, en cuanto a cuestiones estéticas, por ejemplo. A cuestiones de calidad de la obra, en cuanto a formación y desarrollo y en cuanto al rol "político" si se quiere, del artista, en cuanto a lo que "estamos diciendo" como artistas. Me pregunto: ¿qué dice el arte de Bariloche sobre nosotros? ¿Qué pretende? ¿Qué rompe o cuestiona?

Verónica Merli: A Bariloche se le nota la falta de políticas culturales. Eso no me sorprende cuando se le ha bajado el rango a la Secretaría.

EC: ¿Qué prevés socialmente para el año que entra?

Rubén Fernández: Va a ser un año muy complicado. El neoliberalismo con su teoría del derrame es una gran mentira, algunos se beneficiarán, otros no perderán tanto pero un sector de la población va a sufrir las consecuencias de estas políticas. Podemos ver las calles de nuestra ciudad patrulladas por hombres armados, un intendente comprando cámaras de "seguridad", privilegiando esto por encima de la construcción de un teatro… Pobres enfrentándose a pobres. Lo único que nos puede salvar es la denuncia, el hacer oír nuestra voz. Y para eso tenemos que estar los artistas.

Alari en Celular al desnudoAnahí Mariluan: Como música, preveo una posibilidad para reunirse y organizarse. Nada de lo que ocurra nos puede encontrar sin redes de contención. Quizá es un deseo, que renazcan colectivos de artistas o logias que nos posibiliten un crecimiento conjunto, así como espacios de debate en cuanto a obra y tiempos que transitamos.

Laura Méndez: Precariedad y preocupación a nivel nacional, pero también esperanza en función de la unión para el reclamo. Lo logrado por la comunidad científica en defensa del CONICET es un ejemplo. En el plano municipal, ansió que se concrete un proyecto viejo que no ha encontrado -a pesar de una década de insistencia- quién lo cristalice: la creación de un Archivo Histórico Municipal que nos permita, en forma gratuita, pública y libre, acceder a los documentos del pasado de la comunidad y la región, en el marco del derecho ciudadano de estar informado en el ayer para el hoy.

Bárbara Marigo: Creo que el panorama se va poniendo más difícil. Como siempre hay mucha gente con necesidades en nuestra ciudad, en situaciones -frío, hambre, falta de trabajo, de oportunidades, de acceso a la salud- que duelen mucho y no veo perspectivas de mejorar, lamentablemente. Si bien el arte o la expresión artística -para corrernos de una impronta elitista- no lo soluciona, es una herramienta que tenemos para visibilizar, para sensibilizarnos y unirnos a todos en un “acto” simbólico y concreto a la vez.

Siento que necesitamos tener una mirada y una dirección más contemplativa, inclusiva y cooperativa de la sociedad. La estamos construyendo -nos guste o no- entre todos, por acción, omisión, imposibilidades, ideologías y demás. Si un otro está con hambre, con frío, sin su medicación, si estamos todos siendo fumigados, no podemos seguir como si nada. Tal vez unirnos y poner algunos objetivos en común o tareas concretas ayude un poco.

Juan Alari: Espero que la gente pueda nutrirse de la gente que tiene cerca. Poder ver teatro que hable de mi lugar, escuchar música tocada por mis vecinos y esto mismo llevado a otros aspectos como la producción y el consumo.

Eliana Navarro: No soy muy optimista, claramente la cultura no es una prioridad en la agenda y los recursos van a ser pocos. Sin embargo, desde el punto de vista creativo, el arte ha sido punta de lanza en los peores momentos de la historia, por lo que confío que podremos crear imbuidos en esta realidad, atacándola con nuestras mejores armas, dejando de paso nuestro testimonio sobre estos días, aquí. Lo mismo como trabajadora de la Subsecretaría de Cultura. Se pueden dar pequeñas batallas, que suman a la gran pelea por el sentido de esta época. Lo sé porque lo vivo cada día (al menos el intento vale la pena). Ahora que lo pienso no estoy tan pesimista después de todo.

Verónica Merli: Socialmente voy a ayudar a los artistas de Bariloche y Río Negro a formar sus asociaciones, sino el reclamo siempre queda en Facebook.

volver arriba

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp