Menu
denuncia-whp

Anuncian estreno de “Más que una bandera”

Virginia Fdel, directora. Virginia Fdel, directora.

- DESPUES DE OCHO MESES DE TRABAJO - 

La obra abordará, desde perspectivas actuales, la figura de Manuel Belgrano, con Juan Manuel Alari y Maxi Altieri en escena, a las órdenes de Virginia Fdel. Las dos primeras funciones tendrán lugar en La Llave. 

Por Adrián Moyano
[email protected]

“Más que una bandera” girará en torno a Manuel Belgrano pero transcurrirá en la actualidad. Más que sobre sus gestos éticos y ambivalencias militares, versará sobre las ideas que guiaron su accionar, programa que 200 años después de su actuación pública, todavía está en disputa. Su estreno implicará la irrupción en escena de un grupo novel: Maisanta. Sin embargo, sus integrantes derrochan experiencia: Virginia Fdel, en la dirección; Maxi Altieri y Juan Manuel Alari, en la actuación.

El Cordillerano dialogó con los tres cuando resta una semana para el estreno. Fdel historió el proceso: “Arrancamos a trabajar en enero, con tres días por semana y una carga de cuatro horas, aproximadamente. Cada uno de nosotros viene de un recorrido anterior, actoral, de producción y gestión. Este proyecto viene de hace mucho tiempo pero se dio… En una primera etapa, todavía no teníamos el texto, entonces trabajamos sobre la construcción de material, sobre el entrenamiento de los actores tres o cuatro meses. También sobre elementos que yo pensaba que podían servir para la puesta en escena”.

Fue la directora la que trajo la propuesta de tomar la figura del prócer. “Hace muchos años, yo iba a trabajar en un unipersonal sobre mujeres importantes de la historia. Investigando, llegué a María Remedios del Valle, capitana que ahora quedó relegada (en la narración histórica) y, a través suyo, llegué a Belgrano. Ella luchó a la par suyo, estuvo en la primera línea de batalla y, junto con Juana Azurduy, fue una de las primeras. Bueno, empecé a leer sobre Belgrano y resulta que era bastante más grande de lo que nos dicen. Yo sabía quién era, pero no las ideas políticas e ideológicas que tenía”, admitió la teatrera.

Aquel proyecto “quedó ahí” y se retomó aquí. “Yo soy rosarina. Llegué a Bariloche (cuatro años atrás) y no se me ocurría con quién trabajar aunque sabía que quería dirigirlo. Después, con Maxi trabajamos en producción y hablamos de hacer ese proyecto, pero faltaba un actor. A Juan, lo conozco hace años, me acordé que estaba viviendo acá y lo llamé en el verano para contarle el proyecto, le encantó y comenzamos”.

Texto en línea

Curiosamente, por entonces, aún faltaba el texto. “La autoría es de Melina Vacchiano, una rosarina amiga mía que escribió dos obras que yo había dirigido. Le propuse si quería escribir sobre ciertas ideas y, bueno, la fuimos escribiendo. La idea no era hacer una obra biográfica sobre la vida de Belgrano que remitiera al 1800 con vestuario de época… La idea era darle una vuelta: tomar su ideario, sus conceptos, su búsqueda, y traerlos al hoy. Ella se instaló acá todo enero, trabajamos en conjunto y después seguimos a la distancia, mientras nosotros seguimos creando”, redondeó Fdel.

El ex Kasalamanca informó que “hay seis personajes en escena, que vamos interpretando los dos. Hay dos Belgrano: el prócer y un Manuel Belgrano actual, un tipo común, con ideales más bien burgueses, que empieza a enfrentarse con estos ideales que traía Belgrano, ideas sobre las que nos gustaba pararnos y posicionarnos (como elenco). Los otros personajes: en un momento aparece Rivadavia, la figura que empieza a frenar a Belgrano. Y hay dos aristócratas de la burguesía porteña de aquella época, que también aparecen e interactúan. También, hay un empleado de oficina, un burócrata, porque el encuentro de los dos Belgrano se da en el Registro Civil porque los dos tienen la idea de cambiarse el nombre: uno porque ve que sus ideales no se han cristalizado y el otro porque está harto de que lo vinculen con Manuel Belgrano. Ahí empieza el conflicto”.

Para Alari –quien aún trabaja en “Sandro de América”-, “Más que una bandera” ya implicó varios saldos favorables. “En primer lugar, haber conocido a Manuel Belgrano fuera de la figura Billiken o de lo que me acuerdo del colegio. Me impresionaron sus ideales y qué actual es su búsqueda desde todas las áreas sociales: la igualdad entre el hombre y la mujer, el respeto por los pueblos originarios, la libertad de prensa… Además de pelear por eso, esas ideas están hoy muy fuertes y arraigadas aunque todavía hace falta luchar por eso. Entonces, dije: esto a mí me interesa. Después, a pesar de ser un personaje que viene de la historia, me parece que no fue tan tratado de ese lado, es como una persona que vive acá, con su forma de hablar y demás. Está traído a esta época. Eso me pareció interesante”, sumó.

Las dos primeras funciones de “Más que una bandera” se previeron para el viernes de la próxima semana (18 de agosto) y para el domingo 20, desde las 21 en la sala de la Escuela Municipal de Arte “La Llave”. Más que de idolatrar enseñas, se trata de actualizar –traer al presente- el ideario de un hombre que no supo ni quiso especular en términos personales. Pero a través de la poesía en escena que siempre supone el teatro.

Desafíos

En el caso de Maxi Altieri, la obra implica un retorno a funciones que no desempeñaba hace rato. “Vengo trabajando desde Objetable Teatro; pero sí, es la vuelta a hacer una obra de texto, que acá es de un valor fundamental. Yo siempre trabajé con imágenes o con teatro de performance; así que, en ese sentido, sí es una vuelta. Para mí, fue un desafío enorme porque justamente, era volver a hacer algo que hacía mucho que no hacía y se dio una comunión entre los tres. A Juan Manuel, no lo conocía y fue instantánea la química. Espero que se vea en la obra. Así que abrirme a conocer a alguien que no conocía también fue un lindo desafío en un lugar tan comprometido como es la actuación, donde hay que poner el cuerpo, las emociones y un montón de cuestiones internas”, confió.

“Más que una bandera” también pasará a la historia de Virginia Fdel como directora. “Es mi primera creación en Bariloche y eso significa un montón. Yo había estado 14 o 15 años en un grupo de teatro en Rosario. Vine para acá y pensaba que nunca iba a poder encontrar ese nivel de trabajo profesional, porque nosotros también hicimos esta obra para trabajar, para viajar, para dedicarnos… Estoy muy conforme y contenta con todo. El nivel de compromiso fue excelente, tanto con los horarios como en el estudio de los textos y el compromiso de los actores. Todas las condiciones se dieron para poder plasmar las ideas que tenía”, confió Fdel.

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp