Menu
denuncia-whp

Pedro Gutiérrez: "La clave es mucho sacrificio"

Un tigre. Pedro demostró constancia y enfoque para no perder oportunidades en un fútbol competitivo. Un tigre. Pedro demostró constancia y enfoque para no perder oportunidades en un fútbol competitivo.

- ENTRENA CON LA PRIMERA DE TIGRE - 

El barilochense entrena con la Primera División de Tigre. Es el lateral por derecha de la reserva. Llegó en 2012 luego de jugar en Vuriclub y se encontró con un ambiente muy competitivo. 

Por Daniel Pardo
[email protected]

Pedro no duda, como en la cancha. Cuando recibe la pregunta sobre las claves para pertenecer al fútbol de una institución competitiva, como Tigre, responde con la claridad que deja las huellas de la experiencia, más allá de su juventud: "Necesitas mucha constancia, sacrificio. Y una vez que te ganas la oportunidad, tenés que entrenar el doble para que no te saquen el puesto. No llega cualquiera".

Considerado un virtuoso con el balón en el fútbol doméstico, pintado con los colores de Vuriclub, a los 15 años se abrieron los portones de Tigre gracias a una prueba que gestionó Mario Pannunzio, exjugador y reconocido técnico, quién le cargó el bolso de consejos. En 2012 inició el camino de un sueño futbolero sin certezas, aunque con determinación. Según Pedro, el inicio fue complejo porque debió alejarse de su grupo de amigos de forma intempestiva, y adaptarse a una ciudad muy distinta, absorbida por el caos. Además, se encontró con un ambiente de furiosa competencia. "Yo estaba acostumbrado a que en los equipos de Bariloche somos todos amigos. Acá no era así, eso me sorprendió", reconoció.

Pedro señaló que si se encontrara hoy con un pibe talentoso que sale de Bariloche para construir su destino deportivo en una institución de jerarquía, como Tigre, le diría que "hay que estar tranquilo, paciente, que es un camino muy largo y duro. Hay que tener mucho enfoque, constancia y sacrificio". Pedro cumplió y hoy está satisfecho por el recorrido porque juega de lateral por derecha en la Reserva del club, entrena con la Primera División, y el futuro asoma auspicioso. 

La institución tuvo un crecimiento vertiginoso, como el de Pedro. "Cuando llegué no había pensión, hoy tiene una para 30 chicos, tiene predio. Creció mucho", consideró. Y más allá de los beneficios y la satisfacción de estar en un club importante, siempre convive con los retratos de su vida barilochense. "Se extraña estar en familia, en casa y en Bariloche", contó y resaltó el valor de la tranquilidad que asocia a la ciudad, y los imborrables recuerdos de las subidas a la montaña. Otra debilidad de Pedro. 

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp