Menu
Facebook Twitter

La talentosa rosarina que derriba prejuicios machistas con un fútbol exquisito

Paola cuando jugó en Luna Park (Foto: Marcos Ojeda). Paola cuando jugó en Luna Park (Foto: Marcos Ojeda).

Paola Monzón estuvo ternada por segunda vez en la Fiesta Anual del Deporte. Llegó de Rosario en 2007 y pasó por varios clubes de la ciudad. Fue la más futbolera entre sus hermanos. “Mi viejo está fascinado”, reconoció. Jugó en distintos clubes de la ciudad y hoy lo hace en Pinocho.

Por Daniel Pardo
[email protected]

Paola jamás pasa desapercibida, juega de la misma forma que los malabaristas que deslumbran a los espectadores. Con talento por el juego y una claridad asombrosa para generar redes dentro del campo de juego, se ganó, por segunda vez, un lugar en la terna de fútbol en la Fiesta Anual del Deporte.

“No tenía idea, un amigo me etiquetó en el Facebook y me felicitó”, dijo entre risas la rosarina que llegó en 2007 a Bariloche para echar raíces y hacer jueguito. Su primer encuentro con la pelota fue en la cancha fue en un equipo de hombres. Contó que la llevaron su mamá y su abuela cuando era muy chiquita. “Apenas me acuerdo”, reconoció. Paola era la más futbolera entre sus hermanos y perseguía, a sol y sombra, a su papá Sergio -hincha de Boca- con el fútbol. Después integró el equipo femenino de San Diego, un equipo de barrio y más tarde pasó a Rosario Central.

Cuando llegó a Bariloche, comenzó su recorrido con el balón debajo de la suela en Tiro Federal, pasó por Chicago, Independiente y Luna Park. Y hoy juega en Pinocho, equipo con el que, a pocos meses de nacer, consiguió el campeonato Patagónico de fútbol femenino. “Al principio, sentí el machismo, esto de que sólo los hombres pueden jugar al fútbol. Después, ya no tanto”, comentó sobre los condicionantes culturales, y agregó que falta mayor respaldo y acompañamiento de la liga federada, aunque reconoció que “estamos mejor que antes”.

Paola es la jugadora de los pases imprevistos, los remates con sello de gol, la gambeta y el lujo. Una exponente del sabor dulce de este juego. “Mi viejo está fascinado”, reconoce orgullosa sobre su decisión de tomarse la práctica del fútbol como parte de la vida. Es que Sergio, que veía a su pequeña hija persistente con el fútbol, hoy se encuentra con una mujer de gambetas, amagues, sombreros y un generoso repertorio futbolero. Sus cinco hermanos no tuvieron el apasionado vínculo por este popular deporte, salvo por Brian, el más chico de la familia.

Es la segunda vez que integra una terna en la Fiesta Anual del Deporte y aseguró que está muy contenta por la decisión. Algo nerviosa también. “Es difícil competir en una terna con hombres. Es raro”, reconoció, porque “tienen un rodaje durante todo el año, es distinto”.

Paola es optimista sobre el futuro del fútbol femenino. Considera que, si el fútbol federado apoya el desarrollo de las infantiles, “se viene una muy buena camada”. “Las grandes lo hacemos porque nos gusta, por vocación. Hay que apoyar a las nenas”, definió con seguridad. La misma seguridad que utiliza para preferir una gambeta a la hora de frotar la lámpara.

Los ternados del fútbol

Paola Monzón integró la terna de fútbol federado junto a Facundo Mustafá que jugó en esta temporada para Cruz del Sur en del Federal B. El delantero llegó de Torino de El Bolsón y se acopló de muy buena forma al equipo de Pablo Gomis. Lo hizo en un puesto poco habitual para él, de volante por derecha. Además, estuvo ternado el juvenil Gonzalo Turra, jugador de Uthgra y de la Selección de LIFUBA; fue el único barilochense que integró la selección de Río Negro campeona en los Juegos Epade de este año.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]