Menu

banner mpx ar

Excarcelaron a un hombre procesado por amenazas y resistencia a la autoridad

- SU PAREJA RETIRO LA ACUSACION POR LESIONES -

Se trata de un hombre que protagonizó un episodio de violencia al golpear a su ex pareja, amenazar al padre de ésta y resistirse a su detención cuando arribó el personal policial. La mujer retiró la denuncia por las lesiones, pero aún así le habían impuesto la prisión preventiva. Ahora lo excarcelaron tras planteos de la defensa.

Por Mariano Colombo
mcolombo@elcordillerano.com.ar

Se trata de Leandro Joaquín Oyarzo, un hombre que resultó detenido el 4 de noviembre pasado en horas del mediodía, en el marco de un violento enfrentamiento familiar y luego de que una mujer convocara a las autoridades policiales. Había sido procesado por el juez de Instrucción Marcos Burgos, en orden a los delitos de amenazas calificadas por el uso de arma blanca y resistencia a la autoridad, luego de que la mujer manifestara su voluntad de no instar la acción penal por el delito de lesiones que también le atribuía la Fiscalía. En esa misma resolución, se le impuso la prisión preventiva pese a que no avanzó la acusación por lesiones leves agravadas por el vínculo y cometidas en contexto de violencia de género.

El detenido fue acusado inicialmente en orden a los delitos de lesiones leves agravados por el vínculo, amenazas calificadas por ser realizadas con un arma blanca y resistencia a la autoridad. Según la descripción del hecho, todo ocurrió en la vivienda de una familia en la que el sujeto atacó a su ex pareja, delante de los hijos del matrimonio.

Los niños corrieron a casa de sus abuelos para pedir ayuda, mientras que la mujer convocó a las autoridades policiales. Todos llegaron juntos al domicilio y los policías encontraron al hombre con un cuchillo en la mano, mientras amenazaba a su suegro. Finalmente, corrió e intentó eludir el accionar del personal policial.

Lo curioso del hecho es que el hombre tenía una restricción de acercamiento hacia la mujer, pero sin embargo mantenían la convivencia y la mujer al presentarse a brindar su testimonio, desistió de instar la acción penal, retirando la denuncia por las lesiones leves que sufrió y que constataron en los certificados médicos agregados al expediente.

Según la Fiscalía, existen numerosos antecedentes acreditados en el expediente sobre anteriores escenas de violencia de género y la mujer es altamente vulnerable en el marco de un espiral de violencia que no para. Un informe de la Oficina de Atención a la Víctima da cuenta de que ella y sus hijos están en grave riesgo. Además, otros informes indican que el hombre tiene un cuadro de alteración de sus facultades y refirió que de recuperar su libertad, podría ocasionar hechos mucho más graves que el investigado en el marco de esta causa.

Sin embargo, ante la posición asumida por la víctima, la imputación por las lesiones leves agravadas cayó y el juez Marcos Burgos dictó el procesamiento sólo por los delitos de amenazas calificadas por el uso de arma y resistencia a la autoridad, delitos considerados menores en relación al primero.

Ante un nuevo planteo defensivo que pidió la revocatoria del procesamiento y la prisión preventiva, los jueces de la Cámara Primera del Crimen apuntaron que “corresponde no hacer lugar a la apelación del procesamiento porque los dos hechos, las amenazas calificadas y la resistencia contra la autoridad están suficientemente probados” y resumieron “La defensa reconoció que blandía un cuchillo, también que se resistió a la detención y se escapó”.

En tanto que “Respecto a la revocatoria de la prisión preventiva, los hechos no revisten mayor gravedad, no son delitos graves, tampoco encontramos motivos suficientes para confirmar la prisión preventiva. Este tribunal resuelve concederle la libertad al imputado, previo informe del Cuerpo Médico Forense que indique si el imputado representa algún riesgo o no, para terceros o para sí mismo estando en libertad”.

Mientras el trámite de la causa avanzaba, el hombre no estuvo alojado en el Establecimiento Penal 3 de la ciudad, sino que permaneció internado en el hospital zonal Dr. Ramón Carrillo, “recuperándose de una crisis”, según consta en las actuaciones judiciales.

volver arriba

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: noticias@elcordillerano.com.ar