Menu
denuncia-whp

FEMICIDIO DE RUTH SAGAUT: Claudio Osman fue declarado culpable y condenado a prisión perpetua

La sala estuvo repleta de gente. La sala estuvo repleta de gente.

Así lo resolvió el tribunal de la Cámara Segunda del Crimen, luego de habilitar especialmente el día de feria para el dictado de la sentencia contra Claudio Osman. El hecho fue calificado como “homicidio agravado por el vínculo”.

Al finalizar la lectura de la sentencia, un hecho muy curioso se produjo. El padre de Claudio Osman, según informaron presentes en la sala, amenazó a las mujeres de apellido Carriqueo, testigos fundamentales del caso. "Ya van a ver quién soy yo", les dijo el padre el condenado antes de retirarse del lugar. Inmediatamente, las mujeres se dirigieron a la fiscalía para realizar la denuncia.

La hermana de Ruth, minutos antes que se abran las puertas de la sala, había pedido a todos tranquilidad sea cual sea el fallo. A las 12.25 del mediodía, Claudio Osman llegó al recinto, fuertemente custodiado.

Si bien la defensa había insistido en la teoría del suicidio y bregó por la absolución, hoy al mediodía la Cámara Segunda del Crimen resolvió dictar la prisión perpetua para Claudio Javier Osman, ex pareja de Ruth Sagaut. La sala estaba colmada de gente y estaban presentes todos los medios de prensa.

El hecho ocurrió el 18 de marzo pasado en las primeras horas de la madrugada, en la vivienda que Ruth alquilaba y donde vivía junto a sus cuatro hijos, en el barrio El Frutillar. Tras una serie de discusiones que se produjeron durante la tarde y noche, Ruth había convocado a su novio, Eduardo Pérez, para conversar. Atrás de Pérez llegó Osman, enojado, amenazando e insultando a la víctima. Tras idas y vueltas, discusiones y entendimientos, Pérez se retiró junto a sus dos amigos que lo esperaron afuera, a bordo de una camioneta, creyendo que todo estaría bien y Osman regresó para despedirse de sus hijos y retirarse del lugar, en aparentes buenos términos. Apenas minutos después, Osman llegó caminando al domicilio de los amigos de Pérez, distante a pocos metros y anunció el suicidio de Ruth. Para los testigos transcurrieron entre un momento y otro unos diez a veinte minutos.

“No maté a nadie, nunca mataría a nadie” había dicho Claudio Javier Osman al pronunciar sus últimas palabras durante el juicio. Finalmente hoy, fue condenado a prisión perpetua.

LA SENTENCIA COMPLETA

 

volver arriba

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp