Menu
denuncia-whp

Carta abierta al intendente Gennuso

Durante todo este primer año de gestión de Juntos Somos Bariloche, tanto el intendente como sus funcionarios realizaron en numerosas oportunidades apreciaciones críticas sobre el rol de organizaciones y militantes en los debates públicos sobre propuestas de su gobierno.

Entre otros casos se pueden mencionar la discusión por la ordenanza del Mercado Comunitario, la discusión sobre la iniciativa privada de CAPSA, el conflicto con la Asociación de Recicladores de Bariloche y más recientemente en relación a un petitorio presentado por organizaciones que trabajan sobre las problemáticas de las personas con discapacidades. Estas desafortunadas expresiones, lejos de ser exabruptos, evidencian una forma de entender el ejercicio de la función pública que preocupa profundamente.

En primer lugar, las agresiones personales deberían ser dejadas de lado, ya que no favorecen el debate de ideas en una democracia sana. En realidad, las agresiones dicen mucho más del emisor, en este caso el intendente y su equipo, que de los destinatarios circunstanciales.

Además, usar palabras como política, intelectuales, militancia o izquierda en tono descalificatorio nos remonta a las épocas más oscuras de nuestro país, de intolerancia y autoritarismo. No queremos volver a este tipo de prácticas. Los valores de solidaridad e igualdad que son inherentes al compromiso con la cosa pública deberían ser destacados por nuestro intendente, no denigrados. La política no es una mala palabra y no debiera ser utilizada en este sentido por ¡autoridades electas en elecciones políticas! Además de ser una paradoja inexplicable, esta postura antipolítica es peligrosa y ya demostró en otros momentos sus efectos nocivos.

En segundo lugar, y más allá de las descalificaciones personales, estos dichos agraviantes muestran un profundo desconocimiento del trabajo que realizan cientos de ciudadanos que día a día dedican tiempo y energía -muchas veces quitándole tiempo a sus propias familias- para dar respuesta a necesidades sociales, económicas y culturales de nuestra comunidad. Muchas veces este trabajo comunitario comprometido llega ahí donde el Estado no llega, llega tarde o llega mal. Esto, lejos de ser un problema, o “poner palos en la rueda” -como afirma la gestión actual- es un gran activo de nuestra ciudad: la existencia de una ciudadanía movilizada y comprometida. Pero el intendente y su equipo ven en esto un peligro. Ven en esto malas intenciones de “políticos” que “son mala influencia”. Esta visión es denigrante, porque además parte de la premisa de negarle autonomía de decisión a los humildes, los que sufren, los que padecen algún tipo de necesidad. Son simples marionetas de gente que los usa. Además, ¿no hacía esto mismo el intendente cuando formaba parte de una ONG que trabajaba en barrios populares, siendo él un ingeniero nuclear? ¿O ya se olvidó de sus orígenes? ¿Acaso su intervención en dichos barrios era para “usar” a la gente? ¿Se benefició personalmente -políticamente- de esas intervenciones? ¿Nos quiere hacer creer que todo lo realizado por la entidad a la que pertenecía se realizó sin peticionar jamás a ninguna autoridad municipal, provincial o nacional? ¿Y qué hay de malo en reclamar a las autoridades electas por el cumplimiento de derechos consagrados en nuestras constituciones? ¿No es ese el fundamento de nuestro Estado de Derecho? ¿No es ese el fundamento del juramento que realizaron al asumir sus cargos?

En tercer lugar, la gestión municipal incurre en un excesivo personalismo y paternalismo en lo que refiere al manejo de los recursos públicos. Es muy común escucharlo a él o a su equipo referirse a como “ayuda a la gente” y se lo escuchó tildar de “desagradecido” a referentes que osan esbozar críticas a su gestión ¿Acaso el dinero asignado por las arcas municipales no es dinero público? ¿Acaso el fundamento de esas asignaciones de recursos es la “bondad” del intendente y no derechos que deben ser respetados? Al mejor estilo Luis XIV, personificación de la monarquía absolutista en Europa, Gennuso parece decir “el Estado soy yo".

En cuarto lugar, sus dichos dejan en evidencia que, lejos de promover la participación de la ciudadanía y sus organizaciones en el debate de los temas públicos, cada vez que se plantea algo que no es del agrado de la gestión, se cierran los ámbitos de participación y se clausura el debate. Esto se intentó hacer reiteradas veces con las organizaciones del Mercado Comunitario, se hizo con las instituciones que participan de la Mesa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, se hizo con las voces opositoras a la iniciativa privada de CAPSA, ahora se hace con referentes que trabajan en temas de discapacidad, entre muchos otros casos. Es común escuchar al intendente decir que quiere “apoyar a las organizaciones”. Pero la realidad muestra que este apoyo se concreta siempre y cuando no le discutan a su gobierno, no se le opongan en lo más mínimo. Eso no es apoyar a las organizaciones ni querer fortalecerlas, eso es querer disciplinar a la ciudadanía con el manejo discrecional de los recursos que son de todos.

Todos estos desafortunados dichos generaron fuerte rechazo en muchos sectores y lesionan la investidura del intendente y su equipo a pocos meses de empezar su gestión. Esperamos que hayan tomado nota de estas reacciones y rectifiquen su manera de expresarse y su forma de actuar frente a las demandas de la comunidad en los próximos tres años de gestión que le restan. De lo contrario, el camino va a ser muy arduo.

Adhesiones de organizaciones

CTEP Bariloche; SOyEM; Asociación Civil Grupo Encuentro; Red Comunitaria Bariloche; Sindicato Unido de Trabajadores y Empleados de PAMI; Cre-Arte; Científicos y Universitarios Autoconvocados de Bariloche; Federación de Estudiantes Secundarios Bariloche; Biblioteca Popular Aimé Paimé; Junta Vecinal Nuestras Malvinas; Cooperativa de Vivienda, Consumo y Servicios Públicos La Pionera Patagónica Ltda.; Asociación de Docentes UNRN; Paico Casa de Arte; Movimiento Territorio Rebelde; Centro de Estudios Patagónicos; Red de Géneros de Bariloche; Asociación Civil CON.PRO.BAR; Colectivo Sociocultural Patagonia; Asociación Teatrantes Bariloche; Junta Vecinal 2 de Abril; Cooperativa de Trabajo Libertarios; Colectivo Feminista Mala Junta; Junta Vecinal Barrio Lera; Radio Rebelde.

Adhesiones individuales: Bibiana Stuke - Docente Nivel Medio; Cristina Martín DNI 10.0310.575; Carlos Fabián Tummino DNI 14.855.511 - Movimiento Territorio Rebelde / Radio Rebelde; Patricia Mendoza DNI 22.550.282; Tomás Guevara DNI 29.986.101 - investigador CONICET y docente UNRN; Mónica Torres Curth DNI 14.759.507 - Docente universitaria; Pablo Juni - músico, profesor de percusión de Cre-Arte.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]