Menu
denuncia-whp

Señor Director

Un 17 de marzo, pero de 1940, importantes autoridades nacionales, periodismo de igual valor de Buenos Aires y también la gente nuestra, la de Bariloche, se daban cita en la plaza del pueblo, para asistir a la inauguración del primer Centro Cívico del país. Luego de los discursos nacía formalmente lo que después sería declarado como Monumento Histórico Nacional.

En ese momento faltaba la colocación del reloj de la torre. Mi padre, quien participó en su construcción formando parte de la Compañía Cristiani Nielsen, me contó que él había sido el ayudante del relojero, y que creía que era de origen suizo, no sabía su nombre. Esta es la versión conocida por mí y alguna vez lo conté de esa manera.

No hace mucho tiempo recibo un correo procedente de Santiago de Chile, de quien me comenta a propósito de mi comentario (que se publicó en algún sitio de internet), que él era hijo de la otra persona, que en realidad no era relojero sino ingeniero mecánico.

Este señor, su padre, había ingresado al país con el apellido Bronstein. Para llegar a la Argentina debió sortear muchos obstáculos para salir de Europa ya que era hijo nada menos que de León Sedov Trotsky. Por ese entonces Stalin prometió liquidar a toda esa familia hasta la tercera generación.

León Sedov Trotsky huyó rumbo a América, estableciéndose en México, donde fue localizado y muerto.

Nuestro "relojero", llega a Bariloche protagonizando una bella historia de amor, tan interesante como peligrosa ya que tuvieron que salir imprevistamente del pueblo con dirección a Chile. La partida de la pareja se produjo a las cuatro de la mañana. Téngase en cuenta que la única forma de salir era por las aguas del Nahuel Huapi, ya que caminos no había.

Ya en Chile formalizan su verdadero matrimonio y él (Bronstein) obtiene nuevo documento de identidad. Ahora su apellido es Borquez Borquez, o sea aparenta ser hijo natural, no tiene padre...

Establecido en Santiago de Chile, ya en momentos del presidente Salvador Allende, solía reemplazarlo en algunos actos debido al gran parecido físico con el mandatario.

Ahora el nieto de León Sedov, lleva por apellido Borquez Carvajal, quién con el nombre de autor Facundo Leylaf Ona, escribió un libro que lleva por título Stalin burlado. Stalin quiso liquidar a esa familia pero Bronstein dejó a 23 nietos, por eso el título.

Jorge Pablo Mogensen

Más en esta categoría: « Señor Director Señor Director »
volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]