Menu
denuncia-whp

Señor Director

Tristemente debo reconocer que están logrando, nada más y nada menos, que el pueblo esté dividido y eso es lo que los hace fuertes. Por qué no nos ponemos a pensar un poco y dejamos los discursos y las frases preestablecidas de lado. Digo, por ejemplo, ustedes cobran de nuestros impuestos, los docentes a las aulas, todos andan en cero kilómetro y se quejan... Los perjudicados acá son los niños. Etcétera. 

 

Pongamos cada uno de nosotros una mano en nuestro corazón y pensemos: ¿Cuántos somos los que nos interesamos como comunidad educativa y nos preocupamos por lo que pasa dentro de la institución a la que asiste nuestro hijo? Si sabemos que la mayoría vamos el primer día de clases, sacamos fotos vamos a las reuniones de padres (y a veces en una proporción mínima) y, alguna que otra vez, entramos y salimos de la escuela sin que nos importe mucho la problemática. Quiero entender que detrás del reclamo docente, además de su sueldo, está la mejora del sistema en su totalidad: mejoras edilicias, normativas, de contenidos, etcétera. ¿Saben qué? Si nos uniéramos y fuésemos padres, alumnos y docentes por el mismo camino, este conflicto se resuelve en un abrir y cerrar de ojos. ¿Por qué? Porque así el PUEBLO lo demandaría. ¿Los gremialistas? Señores, todos sabemos que tienen sus intereses políticos y económicos particulares. Pero, ¿saben qué?, deberíamos pensar en el laburante que necesita llegar a fin de mes.

Sé que muchas veces contamos con que nuestros hijos estén en la escuela y que, muchas veces, nuestra vida está organizada para que esas horas estén fuera de casa y nosotros podamos hacer tranquilos las cosas que ya tenemos planeadas. Pero también tiene que dejar de ser así, no tiene que enojarnos eso. Y lo digo porque he leído muchos comentarios que hacen alusión al tema. Creo que deberíamos valorar la actitud de todos los trabajadores que reclaman por el bienestar de la sociedad en su conjunto. Están logrando que seamos cada vez menos críticos.

¿Cómo? haciendo que las escuelas sean menos exigentes. 

Sí, señores. Todos nos damos cuenta cuánto menos exigentes son las evaluaciones, sabemos de lo obsoletos de los contenidos. Y eso no viene de parte del docente que se para cada día frente al pizarrón. ¿Nos preguntamos qué pasa en las jornadas institucionales? No. No nos preguntamos porque ya sabemos que es un día de franco para los docentes (es lo que nos limitamos a pensar) y no, es un día en el que se debaten asuntos y lineamientos que son "bajados" desde el gobierno y que, por más debate que se dé, siempre hay un acotado margen donde moverse.

En fin, se podría escribir mucho más, pero hasta eso tenemos: vemos un comentario medio largo y lo dejamos pasar. Simplemente espero que este mensaje llegue a alguien y nos permita reflexionar, dejar el egoísmo de lado y ponernos en serio en el lugar del trabajador. Qué haríamos nosotros en ese lugar y qué le transmitiríamos a nuestros hijos que visten, en esta oportunidad, un guardapolvo. Aclaro ni kirchnerista, ni macrista, soy un simple laburador que me levanto a las 7 de la mañana para salir a trabajar y vuelvo a las 9 de la noche a mi casa, a compartir la tarea, la cena con mis hijas y mi señora. Y así todos los días. Y recuerden que, en este país, nos acostumbramos a que “el que no llora, no mama”, sólo que si lloráramos todos a la vez podríamos obtener un mejor pecho de donde mamáramos todos por igual.

Carlos Arrix

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]