Menu
denuncia-whp

Señor Director

En una emergencia, para los Bomberos de Ruca Cura, un camión de agua cuesta $ 2500

El miércoles próximo pasado, con cierta bronca, no lo niego, me hice esa pregunta.

Tengo un pequeño restaurante en la zona del Punto Panorámico y junto con el resto de los habitantes de la zona de Las Cartas, Colonia Suiza, Península de San Pedro y Bahía López esa mañana estábamos festejando el sexto día (¡sexto!) sin servicio de energía eléctrica. Luego, se agregaría uno más para nuestra alegría y mayor regocijo.

Para nosotros, que habitamos hace más de 40 años la zona, la desprotección que sentimos y que efectivamente constatamos, es igual o mayor que la que teníamos en esos años. Claro, la gran diferencia es que el valor de los impuestos y cargos por servicios eran acordes a las prestaciones y la época. Hoy, por decirlo de alguna manera, pagamos una de las energías más caras del país y la carga impositiva, especialmente por parte de la Municipalidad, es una parte importantísima del presupuesto de gastos de tener un negocio. O una propiedad. O un taller. O un microemprendimiento. Es, si me disculpan, un socio más.

Pero, en este momento, no es mi deseo explayarme ahora, en ese sentido y quisiera, eso sí, compartir con todos Uds. algo que me ocurrió esa mañana al pedir ayuda a los Bomberos de Ruca Cura.

Luego de seis días, la reserva de los tanques de agua de mi emprendimiento se terminó y ante la posibilidad, muy cierta, de seguir sin energía eléctrica por muchas horas más decidí que era una buena idea llamar a los bomberos de mi área para solicitar, ante esta emergencia, que en cuanto les fuera posible me hagan llegar un camión con agua para los baños para poder seguir manteniendo en marcha nuestro establecimiento. Que no sólo es un servicio a los turistas, sino una fuente de ingresos para mi familia y para todos los trabajadores que nos acompañan.

Tenemos dos tanques cisterna de 2500 litros cada uno para ese propósito. El agua para cocinar, que debe ser potable, la compramos en bidones en el supermercado o la traen nuestros habituales proveedores. Es alta temporada y una época de mucha demanda, y necesitamos brindar un servicio acorde. Necesitamos que las instalaciones sanitarias funcionen como corresponde.

Obviamente, entendemos las circunstancias y estamos preparados para estas emergencias. Es por ello que recién al sexto día nos quedamos sin agua.

Al hablar por teléfono a los bomberos de Ruca Cura, el telefonista, muy amablemente me informó ante mi solicitud, que el servicio de envío de un camión de agua era de $ 2500 (Pesos dos mil quinientos). Ante mi asombro y pregunta sobre si esto era así quedó en consultar con los superiores y volverme a llamar para confirmar. Cosa que, efectivamente, hizo a los diez minutos, para ratificar que sí, que el valor de enviarme un camión con agua para las cisternas era de $ 2500. Pidiéndome disculpas, ya que no era una decisión suya, el sólo me transmitía lo que sus superiores le habían dicho, nos despedimos muy cordialmente. El no tomaba la decisión y yo no consideraba justo el valor. No tenía sentido seguir la charla. Entiendo que se puede colaborar, en todo caso, con el valor del combustible en traer el camión hasta el lugar, pero ni remotamente se acercaba a los $ 2500 solicitados. Acto seguido, llamé a la Cooperativa de Electricidad para que me ratifiquen si en mi boleta de luz se estaba descontando el importe correspondiente al SIMBOV, ya que tal vez era solo una idea mía que, desde su implementación hace muchos años ya, contribuía a los Bomberos para que, además de ayudar con su equipamiento y mejora de instalaciones, justamente ante una emergencia como esta, pudiera tener ayuda. Al menos creo yo, y seguramente todos Uds. compartirán, es el espíritu del importe que aportamos todos los barilochenses en la boleta de electricidad, más allá de lo que diga la ordenanza específicamente.

Efectivamente, desde hace años pago puntualmente mi contribución del local comercial y que como Uds. sabrán es proporcional al consumo del establecimiento y no una cuota fija. Y es mayor esta colaboración que en el caso de una vivienda familiar, por ejemplo.

No cuestiono el importe, si es mucho o poco. Es lo que fijó la ordenanza que implementó esta forma de contribuir con los Bomberos Voluntarios. Y hay que respetarlo y cumplirlo. Pero, hasta hoy, la pagaba con gusto, consideraba que es una manera de retribuir y compensar la ayuda que ellos brindan. Hoy lo considero injusto.

Lo que cuestiono es que debe ser una cosa u otra. O me cobran el camión de agua, pero no el SIMBOV o al revés. ¿Cuál es la idea de pagar un importe de contribución si al necesitar el servicio, en una EMERGENCIA, y luego de seis días sin luz, se me pretende cobrar $ 2500?
juro, amigos, que pedí un camión de agua, en cuanto sea posible, para poder seguir trabajando y no para regar los malvones en el patio o llenar las pistolitas de agua y jugar al carnaval…

Me comuniqué con la Señora Emma, Titular de los Bomberos Voluntarios de Ruca Cura, según se presentó ella y le manifesté mi inquietud. No podía quedarme con lo dicho por el gentil telefonista y debía corroborar lo dicho con una alta autoridad de los Bomberos de Ruca Cura. Se vio sorprendida por lo que le comenté y quedó en averiguar y que la volviera a llamar en unos minutos. Así lo hice pero ya no tuve suerte de comunicarme con ella. Me atendió un señor Raúl, en dos oportunidades más, y me dijo que la señora había salido, que no me podía atender. Y que no me iban a poder hacer el servicio de agua porque todos los móviles estaban atendiendo alguna emergencia…

Antes de escribir esta carta, consideré justo volver a comunicarme con ella para expresarle mi inquietud nuevamente y volver a consultarla sobre el tema, comentándole que haría llegar lo conversado a la opinión pública.

Me reiteró que ese era el valor, que el mío era un restaurante y no una casa de familia, y que lo mío no era una emergencia. Que el importe era para pagar el sueldo de los bomberos que irían a hacer el servicio. Le manifesté que en mi opinión era un contrasentido, pues a mi entender, los bomberos son voluntarios y los que yo conozco no cobran ningún sueldo. Me manifestó, de manera algo ya elevada, que “si quería agua gratis, que se la pidiera a la Municipalidad” y, luego, la señora, muy educadamente, me colgó. Volví a llamar, pensando que era un error, pero esta vez me volvió a atender el Sr Raúl, disculpen si no se su apellido, nunca me lo dijo, para comentarme que la señora se había ido, que no estaba y que no había nadie que me pudiera atender. Que si lo deseaba, escribiera lo que considerara a los medios. Cosa, que hago con Uds., aceptando su amable sugerencia.

Desconozco, Uds. dirán, si esta es una práctica habitual, si a otros vecinos o establecimientos se les requirió lo mismo, por el mismo importe y si estos servicios figuran en los registros de ingresos de los Bomberos de Ruca Cura. Es algo que escapa a mi conocimiento, pero creo que sería bueno si a algún otro miembro de la comunidad, en una emergencia, se le solicitó un importe de esta envergadura.

No considero justo que se me discrimine diciendo que el mío es un establecimiento comercial y no una casa de familia, que por eso no podía considerarse una emergencia la falta de agua. En la boleta de luz me llega igual el aporte al Simbov, no se me discrimina en ese caso. Por el contrario, como comentado más arriba, ¡nuestro aporte es mayor aún que el de una casa de familia!

O sea, resumiendo, nuestra colaboración es mayor, pero a la hora de recibir una ayuda, eso no es importante.

Quisiera finalizar diciendo que tengo muchos amigos bomberos voluntarios y sé de su abnegada y desinteresada tarea, que no sabe de horarios o dificultades. Y los admiro a todos y cada uno de ellos. Es más, hace unos años nos salvaron a mi hijo y a mí de un incendio que destruyó por completo nuestra vivienda. No hablo ni critico a esos bomberos. Critico y no entiendo a los bomberos de escritorio, como a esta señora, que con un lápiz y papel deciden, desconozco como, que un camión de agua, en una emergencia, vale $ 2500.

Y sobre todo para un establecimiento que, desde hace años, cumple con su aporte. Como corresponde. Y que lo hacía con gusto, pero hasta hoy.

Claudio Crusizio
DNI 14818484

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]