Menu
denuncia-whp

Luna Llena en Capricornio

 - COLUMNA ASTROLOGICA SEMANAL - Por Lic. Alejandra Montenegro

¡Qué Luna intensa! ¡Llegan aires de transformación! 

Toda esta semana estaremos influenciados por el plenilunio del mes, ocurrido el domingo 9 de julio. Este evento trae consigo la liberación de emociones guardadas a nivel individual y colectivo.

La Luna y sus aspectos

La Luna Llena ha ocurrido a los 17° del signo de Capricornio, alineada con Plutón, el planeta de la transformación, opuestos ambos al Sol y a Marte en Cáncer, su signo complementario.

Como toda Luna Llena, es el momento del ciclo de mayor intensidad emocional, en que vemos resultados de lo sembrado 15 días atrás, sea en intención o acciones concretas.

Capricornio es de por sí un signo muy realista, ya que pertenece al elemento tierra, que nos pide madurez y responsabilidad en lo que hagamos.

Asociado a la figura del “padre” simbólico (su regente es Saturno, un arquetipo de autoridad), Capricornio indica aprendizajes a través del esfuerzo y la toma de consciencia de dónde terminan nuestros límites y comienza el de los demás. En base a esto cada sociedad establece leyes para dar orden y forma a la misma, las cuales nos fueron condicionando, educando, creando una imagen social que iremos sosteniendo y defendiendo a lo largo de nuestro crecimiento.

Ahora estamos frente a la Luna Llena en Capricornio, que nos indica que ha llegado una nueva etapa, de reestructuración.

Capricornio y la estructura

Cada signo nos transmite su enseñanza, y nos pone a prueba, para que encontremos su justa expresión en nuestras vidas. A veces nos excedemos, a veces estamos carentes de la expresión de la energía que nos pide y necesitamos desarrollarla.

En Capricornio solemos aferrarnos demasiado a preceptos condicionados en nuestra infancia, acerca del “deber ser”, creando una coraza que nos da estructura y sostén para desenvolvernos en la vida y adaptarnos a un ámbito social.

Pero eso mismo trae consigo el ponernos a la defensiva, separándonos de los demás cuando no obedecen estas reglas que hemos establecido como “correctas”. Aquí comienza la rigidez.

El punto es que para poder construir esta estructura que nos da seguridad, fue necesario ocultar muchos sentimientos y conductas, porque no serían bien vistos a la mirada de los demás.

Plutón el regenerador

Plutón, el planeta regente de Escorpio, es quien luego se ocupa de desenterrar las emociones escondidas bajo la alfombra, para que reconectemos con esas partes reprimidas de nuestra naturaleza, reconociéndolas y aceptándolas, para así poder integrarlas a la consciencia.

Somos como un rompecabezas cuyas partes conforman un todo orgánico, así tenemos que reconocernos, no como aspectos aislados, sino como individuos completos.

Por eso a Plutón se lo asocia con los volcanes, porque como ellos, es quien trae a la superficie lo que hierve en las profundidades, provocando destrucción en primer lugar, pero luego dejando espacio para la regeneración.

Plutón nos brinda la posibilidad de eliminar las impurezas, rompiendo con esas corazas largamente sostenidas por condicionamientos con los que ya no nos identificamos más y que hoy nos limitan.

Así podremos seguir creciendo, estructurando una nueva base de estabilidad emocional.

Luna en alineación con Plutón

La Luna Llena ocurrió a los 17° de Capricornio, a sólo un grado de distancia donde se encuentra transitando Plutón, por lo que podemos decir que es una Luna fuertemente plutoniana.

Creo que nada es casualidad, esta ubicación de la Luna junto al planeta que busca nuestra regeneración, en el signo de las estructuras, traerá a la superficie emociones reprimidas, sobre todo si hemos sentido opresión, control, un exceso de límites a la expresión natural y auténtica de quienes somos realmente.

Cuanto más fuerte hayamos reprimido nuestras emociones por obedecer a la propia estructura establecida como correcta, más fuerte sentiremos el impacto de esta Luna Llena.

Quizás aflore como lava del volcán y nos desestabilice, al sentirnos invadidos por reacciones emocionales que preferiríamos dejar en lo profundo. Quizás sean los otros quienes nos invadan con sus procesos de catarsis.

La salida está en reconocer lo propio, muchas veces proyectado en los demás, que simplemente nos hacen de espejo.

Transformando nuestras estructuras

En toda Luna Llena, el Sol y la Luna se encuentran en signos opuestos complementarios.

En este caso, el Sol en Cáncer estará iluminando a la Luna y Plutón, permitiéndonos ver lo reprimido, para que así pueda ser transmutado.

La Luna Llena amplifica la expresión de las emociones, y junto a Plutón, sacará a la luz miedos infantiles y pulsiones inconscientes que tocan los puntos que más nos molestan de la existencia humana: autoritarismo, enfrentamiento, dominación, tiranía, control, ejercicio de poder, falta de compasión, tanto en lo individual como en lo colectivo.

Esta Luna Llena en Capricornio nos enseña a tomar responsabilidad por nuestra vida emocional, porque sólo quien haya iluminado la oscuridad de su propia profundidad abisal, aceptándola, abrazándola, podrá liberarse de ella. De lo contrario seguirá creyendo que son otros los que expresan esos aspectos humanos que preferimos negar.

Y en este compromiso y responsabilidad para con nosotros mismos, vendrá luego la promesa de Plutón, el resurgimiento de quienes somos realmente, el encuentro con nuestra naturaleza esencial.

Un nuevo hogar

Así como el cangrejo, que para seguir creciendo abandona su caparazón, la estructura externa que le daba sostén y seguridad, de la misma manera esta Luna Llena en Capricornio nos invita a trascender los propios límites.

El cangrejo se enfrenta momentáneamente a su realidad, un cuerpo blando, desprotegido, vulnerable. Pero necesita un mayor espacio donde habitar, así que inicia su proceso de muda y abandona el viejo caparazón para crear uno nuevo.

¿Cuántos miedos y condicionamientos adquiridos desde la infancia seguimos arrastrando? ¿Son representativos de quienes somos actualmente? ¿Cuál es esa coraza que ya nos queda chica?

El signo de Cáncer, con el Sol transitando por allí, nos recuerda nuestra sensibilidad esencial, el hogar verdadero que es interno, la seguridad que vamos a encontrar al volver a nuestro centro y reconocer quiénes somos esencialmente, más allá de toda estructura externa.

Marte en Cáncer, muy cercano al Sol, aporta su cuota de coraje y confianza, para que seamos capaces de trascender nuestros propios límites, abandonar el viejo caparazón y dar un paso más en nuestro camino de evolución.

¡Feliz Luna Llena de transformación!

¡Hasta el próximo lunes!

(Encontrame en Face: Alexia Astrología, lectura de cartas natales para el autoconocimiento y en GPS radio 89.1, columna astrológica semanal, día lunes)

FOTO SIMBOLO… Símbolo de Capricornio.

FOTOLUNA.CAPRIC…. Luna en Capricornio.

FOTO ALEXIA

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp