Menu
denuncia-whp

Reglas equivocadas de toda discusión

Cuando desconocemos “el arte de saber discutir”, le agregamos un segundo problema a toda relación interpersonal que intentemos establecer. ¿Cuáles son las ideas y conductas equivocadas más habituales con respecto a este tema? Veamos:


Por Bernardo Stamateas - 

* Evitar el conflicto a toda costa, por considerarlo peligroso, pecaminoso o vergonzoso. Las personas que tienen esta actitud, suelen guardar y esconder sus broncas y frustraciones, hasta el día en que explotan y reaccionan de la peor manera, a veces poniendo en riesgo la relación.

* Irse, negándose a participar en la discusión. Al hacer esto, la persona que ni siquiera está dispuesta a discutir está castigando al otro, colocándose en el papel de “víctima” como una manera de no asumir su responsabilidad en la relación.

* Atacar a la otra persona. En algunos casos, un ataque verbal –no tiene que ser necesariamente un golpe físico– puede ser tan duro que se asemeje a un “knock-out” en el boxeo, donde la persona atacada queda en el piso, totalmente incapaz de defenderse y ponerse de pie.

* Golpear al otro y salir corriendo. Aquí no solo se ataca a la otra persona con dureza sino que el atacante, por temor o incapacidad, no logra enfrentar las consecuencias de su acción y decide huir como si nada hubiera ocurrido, dejando al otro herido y, a veces, a la relación “en terapia intensiva”.

* Estar a la defensiva. Una persona que tiene dificultades para reconocer sus propios errores y defectos, durante una discusión tendrá todos sus sentidos en alerta esperando la ocasión para defenderse y contraatacar. La comunicación con una persona que tiene este tipo de actitud suele ser difícil, ya que de manera consciente o no, se niega a aceptar su parte de responsabilidad en el conflicto que llevó a la discusión. Pero, como afirma el dicho, “el tango siempre se baila de a dos”.

* Buscar un culpable. Creer que el otro es el único responsable de las dificultades que atravesamos solo produce más resentimiento ya que, como dijimos, ambas partes contribuyen al bienestar o el malestar que reine en una relación.

* Buscar quién tiene razón. Sobre todo en el caso de las parejas, tal vez como una forma de relacionarse aprendida “en casa”, se observa la tendencia a buscar adeptos, familiares o amigos a quien contarles los problemas y pedirles que se pongan de un lado o del otro. Esta actitud jamás funciona bien, ya que nunca hay un solo responsable de la situación que dos personas comparten. 

Veamos entonces algunas de aquellas pautas y actitudes que traerán beneficio y resolución a toda discusión:

* Comunicar nuestros deseos con cariño, afecto y, sobre todo, con claridad. No es recomendable esperar que el otro, por el simple hecho de que nos ama, sepa qué es lo que necesitamos. ¡Nadie es adivino!

* Pedir, siempre; demandar, nunca.

* Preguntar en lugar de afirmar.

* Hablar de lo que el otro hace y no de lo que es.

* Evitar los “siempre” y los “nunca”. “Siempre llegás tarde”, “Nunca me escuchás”.

* Que todo lo que se diga sume a la relación y no reste.

* Recordar que el cuerpo también habla. “Las acciones hablan más fuerte que las palabras”.

* Formar el hábito de dar gratificaciones. Son esas pequeñas acciones y actitudes que engrosan la cuenta bancaria afectiva de la otra persona.

Tengamos presente que lo que hablamos trae fruto, para bien o para mal. Como dice el sabio Salomón, las palabras nos curan o nos lastiman. Las palabras tienen poder. El Libro de Proverbios señala: “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada, pero la lengua de los sabios es medicina". Agradecer, empatizar, consolar, escuchar, ayudar con alguna tarea pesada, etc., favorece a que la comunicación sea exitosa y nos ayude a crecer a todos. Recordemos que nos sanamos y nos enfermamos hablando.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]