Menu
denuncia-whp

Luna Menguante

alexia

- COLUMNA ASTROLOGICA SEMANAL -

Por Lic. Alejandra Montenegro

El miércoles 13 tendremos la fase menguante del presente ciclo lunar. El Sol, Mercurio y Marte se encuentran en Virgo, aportando su capacidad de análisis y reflexión. ¡Podremos sacar conclusiones de los aprendizajes vividos!

 

Fases de la Luna

Las 8 fases lunares del ciclo de 28 días representan la relación que van teniendo el Sol y la Luna durante ese mes. De hecho, lo que hace la Luna durante la noche es “distribuir” la luz del Sol según la posición angular que separe a ambos.fases de la luna

En términos astrológicos, la fase lunar en la que una persona nace permite interpretar las facilidades y dificultades que el individuo tendrá para integrar sus emociones, con su voluntad consciente (la energía solar).

Dane Rudhyar, reconocido astrólogo, expresa una interesante analogía con el ciclo de las plantas.

El comienzo es la “Luna Nueva”, con la semilla que se planta y se prepara para germinar y el final es la “Luna Menguante” cuando, luego de la cosecha (en la “Luna Llena”), los restos de la planta original vuelven a la tierra, para transformarse y comenzar un nuevo ciclo.

Fase menguante

Esta fase nos lleva hacia adentro, para poder hacer una síntesis de lo vivido durante el ciclo y dejarlo atrás, soltando lo que caerá y se trasformará en el abono de la próxima Luna Nueva.

Es un período de introspección, de toma de consciencia y reajuste, para revisar las experiencias, asumir lo propio, aprender de nosotros mismos y barajar de nuevo.

El Sol, Mercurio y Marte se encuentran transitando por el signo de Virgo, aportando sus cualidades de practicidad, reflexión, autoanálisis y discriminación.

luna menguanteAsí podremos separar lo útil de lo inútil, es decir, lo que ayuda a nuestra evolución individual y colectiva, de lo que habrá que eliminar para recomenzar con mayor orden el siguiente ciclo lunar.

Ciclo lunar actual

El presente ciclo lunar comenzó con la Luna Nueva y eclipse total de Sol del 21 de agosto.

¿Recuerdan? Este pudo observarse en Estados Unidos, lugar del planeta en que según ciertos astrólogos sería más fuerte su influencia.

Luego ocurrió la Luna Llena en Piscis, signo de agua, que nos reflejó los desbordes emocionales y el caos en que podemos caer cuando nos sentimos vulnerables ante el poder de la naturaleza.

También nos ayudó a tomar consciencia de lo indispensable que resulta poder separar las emociones personales de las olas de emociones colectivas que como tsunamis invaden nuestra psique, arrastrándonos en procesos que nublan nuestra capacidad de raciocinio.

Reflexionando sobre este ciclo lunar

Independientemente del aprendizaje individual, creo que podemos hacer una lectura de lo ocurrido a nivel colectivo y planetario durante este ciclo.

Como bióloga, no puedo dejar de lado una reflexión más amplia, que involucre los mensajes que la naturaleza emite y pareciera estamos desoyendo.

Todo lo creado en el universo cumple un ciclo evolutivo, nuestro planeta no es ajeno a él.

Los seres vivos que lo habitamos no estamos separados, al contrario, estamos entrelazados con todos los procesos por los cuales la Tierra ha transitado en este largo camino de evolución.

El concepto de ecología surgió precisamente, cuando se tomó consciencia de que la tierra es un todo, conformado por partes, y que cuando se afecta a una, irremediablemente se alterará el equilibrio de todo el sistema.

Las consecuencias de nuestra inconsciencia están a la vista, solo que nos quedamos enfocados exclusivamente en las catástrofes resultantes.

El ecosistema Tierra

La Tierra es un todo, nosotros solo somos una de sus partes, junto al resto de los seres vivos que la habitan, así como la roca, el agua, aire y fuego interior.

Pero los seres humanos aportamos algo más, que es nuestro proceso psíquico y espiritual.

Quiero detenerme aquí y entrar en una reflexión más aguda sobre el aporte que cada uno de nosotros hace al inconsciente colectivo, a través de sus pensamientos, emociones y acciones.

Podríamos quedarnos con las críticas, quejas, odios, miedos, etc, expresados en tornados sociales que arrasan con la cordura y nos separan a unos de otros, como si fuésemos de especies diferentes.

Pero ya lo decía Freud, no podemos manejar las pulsiones colectivas. Menos aún los movimientos que la Tierra realiza para restablecer el equilibrio alterado en gran parte por la actividad humana.

¿Entonces, dónde podemos aportar nuestro granito de arena?

Lo individual dentro de lo colectivo

Creo que cuando cada ser humano toma consciencia de sus propios procesos emocionales, y trabaja conscientemente en ellos, está colaborando para no sumar a lo colectivo esas emociones que finalmente confluirán en que alguien de poder exprese el odio de todos, apretando el botón tan temido, accionando hacia la destrucción.

Es haciéndonos conscientes y responsables cada uno, de que lo que vemos afuera es reflejo de lo de adentro, que será posible una humanidad que ya no requiera pasar por tantas experiencias de sufrimiento y dolor, trascendiendo a otro de mayor nivel evolutivo, de unidad y bondad.

La naturaleza entonces, también será un reflejo de ello.

Cerrando el ciclo

La Luna Llena de este ciclo ocurrió en el signo de Piscis, que nos habla de compasión, amor incondicional, comprensión de un mismo origen, esencial, espiritual.

Quizás como humanidad estemos listos para reconocer dos opuestos que coexisten dentro de nosotros: el de estricta supervivencia egoica, de “sálvese quien pueda”, versus, el de unidad colectiva o “hermandad” esencial.

Ojalá que la teoría de Darwin falle en este aspecto y descubramos que las catástrofes externas también sirven para sacar a la luz valores intrínsecos de nuestra naturaleza humana de los que hemos de tomar consciencia, como el tomarnos de las manos solidariamente y sobrevivir todos, gracias al amor y no al miedo.

Elevándonos como humanidad hacia experiencias más sanas y compasivas, ¡que nos permitan acompañar amorosamente a la Tierra en su propio proceso evolutivo!

sol¡Hasta el próximo lunes!

(Face: Alexia Astrología, lectura de cartas natales para el auto conocimiento; GPS radio 89.1; mail: [email protected])

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]