Menu
denuncia-whp

El cinco por ciento

Si a una persona que hace malabarismos le suman dos pelotas más, estas se caen y rebotan; pero hay una que, si se cae, se rompe. Es decir, que hay áreas de nuestra vida que si se caen, no sucede nada; pero hay otras áreas que, si no las cuidamos, se pueden romper. 

Por el Doctor Bernardo Stamateas - 

La ley del cinco por ciento dice que hay un 100% de cosas que todos hacemos. Ese 100% incluye un 85% de cosas que todos hacemos en el día que podría hacerlas cualquiera. Por eso, se pueden delegar. Hay un 10% de cosas que sólo algunos hacen. Se trata de pocas personas muy preparadas para llevarlas a cabo. En ese caso, si uno quiere delegar, necesita entrenar a alguien porque no las puede hacer cualquiera. Y queda un 5% restante de cosas que sólo nosotros mismos podemos hacer y no es posible delegar a nadie. ¿Por qué? Porque si ese pequeño porcentaje se cae, nos afecta a nosotros. 

Muchas personas ven su salud resentida porque se ocupan demasiado de esas cosas que, si son delegadas, no ocurre nada. Y por lo general, se trata de tonterías. En lugar de eso, tenemos que ocuparnos de las cosas importantes de la vida que sólo podemos hacer nosotros. Si se caen las actividades que delegamos, rebotan (en el malabarismo de la vida); pero si se caen las que deberían ser nuestra prioridad, no. ¿Sabés qué cosas pertenecen a ese grupo que no podés delegar? Veamos algunos de los elementos que incluye:

1. Mi familia
Una persona no puede decirle a otra: “¿Podés hacer de marido, o esposa, en mi lugar que no voy a estar en casa por dos días?”. No podemos delegar la pareja ni la paternidad. “Mamá, cuidame a los chicos”, dicen algunas mujeres… Algunas lo delegan en la persona que hace las tareas de la casa porque trabajan afuera. Está bien pedirle a alguien que cuide a los niños un rato, pero no se puede delegar permanentemente la tarea en nadie.

2. Mi salud
A mi hermano le gusta correr. Pero yo no puedo pedirle: “¿Podés correr diez kilómetros mañana por mí?”; o “¿Podés comer la ensalada por mí?”. ¡No se puede! Nadie se puede ocupar por vos de tu salud, la cual incluye tu mundo interior (para crecer). Es algo que no se puede delegar y deberían ser una prioridad en nuestra vida.

3. Mi disfrute de la vida
De la misma manera, yo no puedo pedirle a nadie: “¿Podés ir de vacaciones y disfrutar por mí que yo me quedo trabajando?”. También la actitud de disfrutar de todo lo que hacemos forma parte de ese 5% que no podemos delegar. Hay gente que no logra desconectarse de sus obligaciones y disfrutar de sus momentos de ocio o con la familia. ¿Disfrutás la vida a pleno? Nadie puede disfrutarla por vos y, si no lo hacés, probablemente tu salud te pase factura.

Cuidá cada día tu 5% y ocupate de él personalmente. A diario hacé un “checklist” de las cosas que incluye y cuidalas. No delegues lo importante y todo lo que hagas te saldrá bien.
Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a [email protected]

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]