Menu
denuncia-whp

Neptuno directo en Piscis

- COLUMNA ASTROLOGICA SEMANAL -

alexiaPor Lic. Alejandra Montenegro

Este planeta transpersonal simboliza la disolución de las fronteras individuales, para la reconexión con el origen de donde todos provenimos, la fuente indiferenciada de unidad y amor incondicional.

 

Cambio de dirección

En junio de este año, el planeta gaseoso comenzó un movimiento aparente, de retroceso, ayudándonos a revisar los temas relacionados con el signo en que se encuentra, Piscis.Glifo Piscis

El 22 de noviembre ha regresado a su movimiento directo, en los 11° de este signo espiritual, trayéndonos nuevamente la fluida expresión del alma.

En Piscis vivimos los extremos emocionales, desde el anhelo de unidad y retorno a la fuente original, hasta todo tipo de adicciones con que cubrimos ese alejamiento del amor y unidad.

Fueron 5 meses en que revisamos las dependencias emocionales y la manera en que nos evadimos de la realidad, a través de todo tipo de escapismos (fantasías e ilusiones, compras desmedidas, perdernos en la bruma de las redes sociales, relaciones tóxicas, victimismo, exceso de trabajo, comida u otras sustancias adictivas, etc).

Pero también nos llevó a revisar nuestra conexión con el aspecto más sensible y espiritual de nuestra naturaleza, con el que conectamos tantas veces, cuando la contemplación de una obra de arte, una bella música, el silencio de la naturaleza, nos mueve una fibra interna, haciéndonos sentir que somos la esencia que proviene de las estrellas, no solo la persona que corre de aquí para allá, sobreviviendo, como dice la canción, dejándose arrastrar por ilusiones pasajeras.

Volvemos a fluir

GlifoNeptunoAl cambiar de dirección, es como si una vertiente hubiera estado retenida y al correr las piedras que la bloqueaban, el agua pudiera nuevamente circular.

Ahora podemos dar lugar a nuestros sueños y expresión creativa, con un vuelo mayor, luego de haber revisado cuánto era factible de manifestar y cuánto estaba demasiado alejado de la realidad.

Quizás estos meses transcurridos nos permitieron hacer consciente la evasión a los obstáculos que nos presenta la vida (a veces muy difíciles), y ahora estamos dispuestos a direccionar el rumbo, responsabilizándonos del aprendizaje, dejando atrás el sentirnos víctimas de las circunstancias (algo muy pisciano), emprendiendo la disciplina necesaria para sanar.

O quizás estuvimos revisando viejas heridas y comprendimos el sinsentido de sostener resentimientos, entonces estamos listos para dar el siguiente paso de aceptación y perdón.

También nos será más fácil avanzar en nuestros proyectos artísticos, materializar lo que hemos concebido con la imaginación y brindar a los demás los frutos de lo que hemos hecho consciente durante su período de retrogradación.

Por qué no, quizás este tiempo de retroceso también pudo habernos empujado a profundizar y visualizar nuestra misión del alma, de la mano de nuestra carta natal.

Neptuno espiritual

El soñador e inspirador Neptuno estará viajando hasta el 2025 a través de Piscis, su domicilio natural, del cual es regente.Poseidón

Su movimiento es muy lento, de efecto sutil y misterioso, ya que opera desde la bruma del inconsciente, por lo que es difícil identificar cómo actúa en nuestra vida, excepto en ciertos casos en que algún planeta más rápido lo activa o en los momentos en que cambia de dirección, como ahora, en que culmina su período de retroceso.

Neptuno es representado por Poseidón, el dios de los océanos, los cuales pueden ser salvajes e indómitos así como calmos y apacibles. De la misma manera es su efecto en la humanidad, trayendo lecciones muy importantes que no tienen tanto que ver con inquietudes mundanas y materiales sino con las crisis existenciales de evolución del alma.

Neptuno disuelve los límites egoicos que nos hacen sentir separados de los demás, para que al fin y al cabo reconozcamos la unidad que subyace y entrelaza a todo lo creado.

Su “estrategia” es nublarnos la visión, haciéndonos sentir confusos, para que dejemos de apoyarnos en la seguridad externa y desarrollemos ese “sexto sentido” que nos permite percibirnos como seres espirituales transitando esta experiencia humana.

Entonces podremos hacer contacto con el mensaje más elevado de Neptuno, la empatía entre todos los seres humanos, la apertura emocional, rendición al amor y consciencia de unidad, en que reconocemos que lo que afecta a una parte afecta al universo entero.

Neptuno en la práctica

¿Qué tan conscientes somos de esta idea de unidad?

Puede parecer utópico pero podemos contactar con la influencia de Neptuno en nuestro día a día, tomando consciencia de que un pensamiento negativo, apegado al temor o al sufrimiento, por ejemplo, afecta tanto al que lo piensa, como a los seres con los cuales interactúa, e incluso pasará a formar parte de la “mente” colectiva.

Creo que si tuviésemos la suficiente sensibilidad neptuniana, llegaríamos a “ver” la nube gris que cubre al planeta, producto de la sumatoria de todas nuestras expresiones negativas.

Pero aún sin el desarrollo de esta visión, todos podemos percibirlo con ese tester interno que tantas veces nos hace salir de lugares o situaciones muy “densas”, ¿verdad?

Yendo aún más lejos, la mente colectiva emitiendo ondas de negatividad, ¿no será capaz de afectar al ecosistema planetario en el cual estamos inmersos? Luego nos sorprendemos de las inundaciones y otros desequilibrios naturales que nos refleja nuestra querida Tierra.

Quizás esta comprensión de unidad nos ayude a hacernos responsables de los pensamientos que emitimos y de los estados de ánimo que cultivamos, ya no por una cuestión de salud y calidad de vida personal, sino de consciencia superior, amorosa y universal.

El “sacrificio” neptuniano

La era de Piscis se caracterizó por el sacrificio y renuncia de muchos seres que se volvieron mártires de la inconsciencia humana, siendo ejemplo de gran compasión y perdón a todos.

Hoy podemos dejar atrás esa etapa y aspirar a nuevos aprendizajes colectivos, de igualdad y fraternidad, como sugiere la era de Acuario.

Cada grano de arena hace al desierto, podemos aportar el nuestro, “sacrificando” alguna “adicción negativa” (crítica, queja, culpa, odio, victimismo, resentimiento, etc.), para dejar sembrado semillas de unidad y no de separación en el gran océano del inconsciente colectivo.

Ese será nuestro legado a las generaciones futuras.

Así estaremos conectando con el “Todo” o “Dios”, que tantas veces nos parece abstracto e inalcanzable, a través de aplicar en nuestra vida cotidiana la comprensión de lo universal, viviendo una realidad cósmica en la cual iremos refinando alquímicamente lo “grosero” en oro espiritual.

sol¡Hasta el próximo lunes!

(Face: “Alexia astrología”, novedades astrológicas y lectura de cartas natales. FM Bariloche 89.1, columna semanal, día lunes)

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]