Menu
denuncia-whp

¿Minería en la Cueva de las Manos?

Una compañía minera con casa matriz en Gran Bretaña cuenta con un permiso para realizar tareas de exploración en cercanías del sitio Cueva de las Manos, a la vera de la Ruta Nacional 40 y dentro la estancia del mismo nombre. Otorgó la autorización la Secretaría de Minería de Santa Cruz. El establecimiento fue adquirido tiempo atrás por una ONG conservacionista con la intención de avanzar hacia una ampliación del Parque Nacional Patagonia.

El área que está en proceso de cateo por Patagonia Gold cuenta con una declaración de “paisaje protegido”, que se extiende por 101.790 hectáreas. También es “monumento histórico nacional”. El propósito de esas declaraciones consistía en proteger el entorno del río Pinturas de las actividades extractivas que pudieran dañar los múltiples yacimientos arqueológicos que allí existen.

La Fundación Flora y Fauna llamó la atención sobre la ilegalidad del permiso y avisó que administrativamente también se registran falencias, porque la autorización se otorgó sin que se realizara el estudio de impacto ambiental que instituye la normativa nacional y provincial. No hubo audiencia pública ni intervención de la Municipalidad de Perito Moreno. Además, la minera británica es socia de la empresa provincial santacruceña, puede sospecharse entonces que la autoridad de aplicación está en una posición difícil de sostener: ¿debe fiscalizarse a sí misma?

El sitio Cueva de las Manos agrupa a más de 70 yacimientos arqueológicos de gran valor. No hace falta ser especialista en ninguna materia para sospechar que debería primar su condición de bien público y que su gestión, no debería ser permeable a los intereses mineros. Además de las pinturas rupestres mundialmente célebres, el conjunto del paisaje cultural alberga testimonios de 10 mil años de historia humana.

Por otro lado, el sector Cueva de las Manos se considera en la actualidad parte destacadísima del llamado Circuito Binacional Parque Patagonia, recorrido de interés turístico que circunvala las áreas protegidas de la Argentina y Chile en aquellas latitudes. El trayecto implica escenarios de notable belleza escénica al conectar las localidades de Perito Moreno, Bajo Caracoles, Lago Posadas, Cochrane, Puerto Bertrand, Guadal, Chile Chico y Los Antiguos.

Se trata de una novedad para la zona norte de la provincia de Santa Cruz en términos ecoturísticos, que aparece como una posibilidad de desarrollo en aquellas pequeñas poblaciones. Pero la exploración y posible explotación minera prácticamente a partir de las banquinas de la Ruta 40, no sólo amenaza a los valores arqueológicos, históricos y paisajísticos, además se llevará por delante el incipiente desarrollo sustentable que propone aquel Circuito Binacional.

Ya no se puede utilizar el potencial. Se informa desde Santa Cruz que las perforaciones de la minera están muy cerca y se aprecian fácilmente desde la cinta asfáltica más emblemática de la Argentina, a mitad de camino entre el sitio y la localidad de Perito Moreno. Cabe recordar que Cueva de las Manos es Patrimonio Mundial de la Humanidad pero si los cateos de la trasnacional británica dieran resultados favorables, sabemos que tantas declaraciones caerían en saco roto.

El único interés de la compañía radica en averiguar si las existencias de oro que puedan encontrarse, irán a satisfacer sus parámetros de rentabilidad. Para que la explotación tenga interés empresarial, la única metodología factible será a cielo abierto, cráter que quedará a la vista de todos aquellos que se propongan visitar el sitio Cueva de las Manos, además de afectar a los yacimientos propiamente dichos.

Las consecuencias que la mega-minería provoca donde se instala ya son ampliamente conocidas: destroza la superficie, modifica de manera drástica la morfología del terreno, genera grandes cantidades de material estéril y presenta riesgos por contaminación por cianuro. Se sabe, tales daños son irreversibles y en el caso que nos ocupa, acabaría rápidamente con el potencial turístico del área.

La Ley Nacional 27.081 creó en enero de 2015 el Parque Nacional Patagonia, con una extensión de 52.810 hectáreas. 34 mil de ellas provinieron de una donación que hizo efectiva la Fundación Flora y Fauna. A mediados de ese año, la misma entidad adquirió la estancia Los Toldos -también conocida como La Elisa o Cueva de las Manos- con la intención de donar sus 24 mil hectáreas a Parques Nacionales, para su preservación a perpetuidad.

La operación se llevó a cabo con el conocimiento y el aval del Ministerio de Turismo de la Nación, las autoridades provinciales y la Municipalidad de Perito Moreno. La Fundación Flora y Fauna se originó en 2010 “como una iniciativa de ciudadanos argentinos interesados en la ampliación de áreas protegidas para la conservación de la biodiversidad en diferentes lugares del país”, según puede leerse en su página web. Si lograran avanzar los intereses mineros, estaríamos frente a una tragedia que ninguna rentabilidad empresaria podría justificar.

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]