Menu
denuncia-whp

Frenar la pérdida de diversidad biológica

La conmemoración en la víspera del Día Internacional para la Diversidad Biológica se relacionó íntimamente con Bariloche, porque la consigna fue “Biodiversidad y turismo sostenible”. Ocurre que la diversidad de especies, ecosistemas y paisajes atrae al turismo y fomenta el crecimiento económico. En forma coincidente, si el sector turístico se gestiona bajo criterios de sustentabilidad, la actividad puede contribuir de manera significativa a proteger la flora y la fauna, incluso a aumentar las poblaciones de determinadas especies que son claves.


Además, el sector está en condiciones de sumar a la concientización sobre el valor de la biodiversidad a través de los ingresos que genera. En definitiva, la celebración del Día Internacional para la Diversidad Biológica brindó la oportunidad de resaltar los beneficios que el turismo sostenible tiene sobre el crecimiento económico, así como para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.

Tan estrecho es el vínculo que 2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Conmemoraciones como la presente y las declaraciones afines son necesarias porque si bien es verdad que cada vez existe más conciencia sobre la diversidad biológica como bien mundial de gran valor, tanto para las generaciones presentes como para las futuras, el número de especies disminuye a un gran ritmo.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica es el instrumento internacional que rige para “la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos”. El acuerdo cuenta con la ratificación de 196 países, es decir, dos menos del total.

Ante la importancia que tienen la educación y la conciencia públicas para la aplicación del Convenio en cuestión a todos los niveles, la Asamblea General de la ONU proclamó el 22 de mayo Día Internacional de la Diversidad Biológica, porque en esa fecha se aprobó el texto. En la actualidad, la noción de biodiversidad aparece con claridad en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular en el décimo quinto: “detener la pérdida de biodiversidad y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y de agua dulce”.

Por diversidad biológica o biodiversidad, se entiende a la amplia variedad de seres vivos que existen en la Tierra y a los patrones naturales que ésta conforma. La diversidad biológica que podemos observar hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, en la que intervinieron procesos naturales. En los últimos siglos, la influencia humana es decisiva. Tal diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la que dependemos.

En general, el concepto se estrecha a la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos que existen. Hasta el momento, se identificaron 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas, por ejemplo, insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies, si bien las estimaciones varían entre 3 y 100 millones.

Pero la diversidad biológica incluye también a las diferencias genéticas dentro de cada especie, por ejemplo, las diversas variedades de cultivos y las razas de ganado. Los cromosomas, los genes y el ADN, es decir, los componentes vitales, determinan la singularidad de cada individuo y de cada especie. Otro aspecto que incluye la diversidad biológica es la variedad de ecosistemas: desiertos, bosques, humedales, montañas, lagos, ríos y paisajes agrícolas.

En cada ecosistema, los seres vivos forman una comunidad, interactúan entre sí y con el aire, el agua y el suelo. Los humanos siempre estamos insertos en ecosistemas, por más urbanos que nos pensemos… Es precisamente, esta combinación de formas de vida y de interacciones mutuas la que hizo de la Tierra un lugar habitable y único para los humanos. La diversidad biológica ofrece un gran número de bienes y servicios que sustentan la exisitencia.

Frente a estas definiciones, hay que considerar que el 70 por ciento de los pobres del mundo vive en zonas rurales y dependen directamente de la biodiversidad para sobrevivir. Sin embargo, la variedad y abundancia de especies se redujeron en un 40 por ciento entre 1970 y el 2000. Y como ya dijimos por aquí en más de una oportunidad, el consumo insostenible sigue y la demanda de recursos en todo el planeta excede la capacidad biológica de la Tierra en un 20 por ciento.

La crisis de la biodiversidad es en gran medida consecuencia de la actividad humana y representa una amenaza seria al desarrollo de la propia humanidad. Pese a los renovados esfuerzos de los últimos 20 años, la pérdida continúa como consecuencia de la destrucción de los hábitats naturales, la agricultura intensiva o la contaminación. El cambio de paradigma productivo ya no es una alternativa, es una necesidad.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]