Menu
denuncia-whp

Dos sellos públicos apuntalan a escritores y escritoras

Los escritores y escritoras de Bariloche tienen varias razones para festejar, al igual que sus colegas del resto de Río Negro: hoy se conmemora en la Argentina el Día del Escritor, en coincidencia con el nacimiento de Leopoldo Lugones. Más allá de los vaivenes a los que está expuesto el sector editorial -como cualquier otro de la economía- la efeméride encuentra a dos sellos públicos en plena actividad y con dinamismo.


La Editora Municipal Bariloche (EMB) nació en 2015, cuando irrumpió en escena con una multiplicidad de lanzamientos, resultados de convocatorias en las que habían participado poetas y narradores de San Carlos de Bariloche. También se publicaron durante aquel período pequeñas antologías y se prestó oídos a sectores que tradicionalmente, se ven al margen del ámbito editorial y los circuitos literarios habituales.

A pesar de los temores iniciales, la EMB pudo continuar con su tarea con el cambio de gobierno, circunstancia que permitió interpretar su existencia como una política de Estado. Aunque a tono con las restricciones económicas que fueron comunes al municipio durante 2016, el sello municipal pudo continuar con su labor y concretó la publicación de nuevos trabajos, menos numéricamente pero de igual calidad y elegancia en la edición que los anteriores.

Durante el año en curso, la EMB lanzó una nueva convocatoria y amplió en los hechos su ámbito de influencia, ya que no sólo podrán participar de sus concursos vecinos y vecinas de San Carlos de Bariloche, sino también de Dina Huapi y otros municipios cercanos. Como ya es costumbre, la identidad de las nuevas publicaciones se dará a conocer durante la próxima Fiesta de la Palabra, otro acontecimiento cuya continuidad invita a esbozar una sonrisa.

Desde el ámbito provincial también llegan buenas noticias para escritoras y escritores. Luego de la parálisis que sufrió en el primer período del actual gobierno, sobre fines de 2015 se normalizó el Fondo Editorial Rionegrino (FER), sello público de la provincia que durante demasiado tiempo fue sinónimo de desidia, desinterés y desprolijidad, salvo honrosos aunque lejanos -en el tiempo- paréntesis.

Casualmente, para la tarde ayer estaba prevista la salida de una nueva publicación del FER, la cuarta desde que el organismo se puso trabajosamente en marcha. Y en los próximos meses, deberían producirse varias novedades que atañen a cuatro escritores de Bariloche y Dina Huapi. También hay que reconocer que el actual director fue objeto de algunas críticas meses atrás, pero nadie podrá objetar que bajo su gestión, el FER recobró protagonismo en el acontecer cultural rionegrino.

En definitiva, el Día del Escritor encontrará razones de festejo también desde los sectores públicos más cercanos. Justo sería también consagrarle un recuerdo a Lugones, una figura de trascendencia superlativa en las letras argentinas que sin embargo, soporta menoscabo en medios intelectuales a raíz de su errática trayectoria política. En la actualidad, es considerado como uno de los máximos valores de la literatura nacional.

En sentido amplio, se denomina escritor a quien escribe o es autor de cualquier obra escrita o impresa. Pero en sentido estricto, el término designa a los profesionales de la literatura. Si se considera al vocablo en su segunda acepción, resulta que no todo el que utiliza la palabra escrita es un escritor, ya que en este caso se refiere a quien la desarrolla como profesión. En ese contexto, la literatura es el arte que utiliza como instrumento la palabra. Entonces, el escritor es quien trabaja con esa herramienta hasta llevarla a un nivel profesional y artístico. En la jornada de hoy serán merecedores de saludos los poetas, novelitas, ensayistas, cuentistas y dramaturgos, entre otros.

También reivindican una condición de escritores profesionales aquellos que redactan artículos periodísticos, reseñas o reportajes, siempre y cuando se trate del ejercicio de la escritura de manera profesional. Quiere decir entonces, que en este caso el término puede aplicarse no sólo a los creadores de textos literarios. En esta mirada prevalece no tanto el objeto escrito que se produce, sino la formación de quien sea su autor.

Precisamente, se debe a Lugones la fundación de la Sociedad Argentina de Escritores y a raíz de sus características de hombre de acción, también dirigió la Biblioteca Nacional de Maestros, que hace tiempo lleva su nombre. También le debemos la veneración que las letras nacionales profesan por José Hernández. En “El payador” (1916), reunió una serie de conferencias sobre “Martín Fierro”, que implicó un rescate de la obra, hasta ese momento prácticamente soslayada por los círculos literarios. Para Lugones se trataba del “cuento homérico de la cultura argentina”. Celebren entonces con merecimiento los escritores y escritoras de aquí y de la Argentina toda, tanto sus logros individuales como los colectivos.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]