Menu
denuncia-whp

Reducir, reutilizar, reciclar

De manera periódica y con distintas modalidades, presenciamos o recibimos campañas sobre la importancia de cuidar el medio ambiente. A esta altura de los acontecimientos, quizá nadie dude sobre la importancia de preservarlo pero, al mismo tiempo, no están muy claros cuáles son los comportamientos que deben asumirse colectiva e individualmente para no profundizar el deterioro y ni que hablar cuando se trata de resguardar la Naturaleza que tanto embellece a San Carlos de Bariloche.

Incluso, en ocasiones, los mensajes son confusos y hasta contradictorios. Por ejemplo, en términos generales, se asume que los vegetarianos viven más de acuerdo con la naturaleza al no consumir vida animal y respetarla. Pero, si ese vegetariano reside en una gran ciudad y utiliza, durante los veranos, el aire condicionado a una capacidad importante y, en los inviernos, entibia el lugar donde vive con gas natural al máximo, estará contribuyendo al calentamiento global que, en primera instancia, produce una acelerada extinción de la vida, tanto animal como vegetal.

El problema es que, si no se pueden identificar las relaciones entre las acciones y las consecuencias, nadie asumirá responsabilidades. Los consejos o “tips” ambientales que se difunden desde los grandes medios de comunicación, e incluso desde áreas gubernamentales, se quedan muy cortos ante la magnitud de la devastación ambiental. La pasividad es condenable aunque también hay que saber que será muy difícil revertir las cosas en el corto plazo.

En primera instancia, la educación ambiental que se pregone debe orientarse a derribar los mitos de la modernidad. La aseveración no proviene del fundamentalismo ecologista sino, una vez más, del propio Papa Francisco: “la educación ambiental ha ido ampliando sus objetivos. Si al comienzo estaba muy centrada en la información científica y en la concientización y prevención de riesgos ambientales, ahora tiende a incluir una crítica de los ‘mitos’ de la modernidad basados en la razón instrumental (individualismo, progreso indefinido, competencia, consumismo, mercado sin reglas) y también a recuperar los distintos niveles del equilibrio ecológico: el interno con uno mismo, el solidario con los demás, el natural con todos los seres vivos, el espiritual con Dios”. Creemos muy válida la aseveración, se profese el credo que se profese o, incluso, ninguno.

Por último, para esta enumeración parcial, es central vivir de manera responsable. Desde una perspectiva ambiental, rigen las formas 3R, es decir, reducir, reutilizar y reciclar. Pero, antes que ellas, hay otro concepto central: evitar. Es el más difícil de los cuatro, claro. Llegamos al punto de que, antes de subir la calefacción, resulta más responsable abrigarse. O preferir el transporte público en lugar de mover el auto. El Watt de energía eléctrica más eficiente es el que nunca se generó.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]