Menu
denuncia-whp

Un año después, parece llegar aquel “segundo semestre”

Aquel segundo semestre que el gobierno previó con tendencia ascendente finalmente llegó, pero no en la segunda mitad de 2016, sino un año después. Según trascendió en los últimos días hábiles de la semana que finaliza, 18 de los 21 indicadores que sigue el Ministerio de Producción para conocer el pulso real de la economía dieron positivos. Quiere decir que aquellos “brotes verdes” se generalizan y anticiparon la llegada de la primavera, pero en agosto de 2017.

En la Casa Rosada, están exultantes porque las buenas noticias se conocieron días después del triunfo en las PASO, indiscutible más allá de la polémica desproporcionada que apuntaló el “cristinismo” con relación a provincia de Buenos Aires. En la Secretaría de Transformación Productiva, valoraron sobremanera los resultados que arrojó el Monitor de la Economía Real para el mes todavía en curso, donde el único sector en rojo es el textil. En tanto, la inflación y el consumo aparecen en amarillo.

Los funcionarios del área admitieron que “falta muchísimo” pero no dejaron de apreciar las “buenas perspectivas de crecimiento”. Precisamente, para el Ministerio de Producción, es particularmente relevante el incremento que acusó la producción manufacturera, es decir, la industria. El rubro creció, en junio, 6,6 por ciento contra el mismo período del año pasado: 11 de los 12 sectores se comportaron en alza.

En la cartera, se interpretó el comportamiento como el paso de “un proceso de recuperación” a otro de “consolidación del crecimiento”. Hay que recordar que el sector había cerrado 2016 con un desplome del 4,6 por ciento, una de las bajas más sensibles que derivaron de las nuevas políticas de Cambiemos. En la evolución positiva que se advirtió durante el primer semestre de 2017, fueron particularmente relevantes los desempeños de la actividad relacionada a la construcción, como los despachos de asfalto y la siderurgia.

Al ascenso, también contribuyeron las actividades que tienen que ver con el agro, como maquinaria agrícola y agroquímicos. De la misma manera, se comportaron los que tienen vínculos con la energía, al reimpulsarse Vaca Muerta. Para Producción, también contribuyó como “motor de recuperación” el repunte del consumo. En este caso, la variable llegó a 16 meses consecutivos de caída e incidió, sobre todo, en las ramas de la industria que más dependen del mercado interno. Pero en junio, el Monitor en cuestión advirtió que, para el primer semestre, la caída se ubicó en el 3 por ciento, desempeño que se interpretó como una desaceleración en la baja.

No obstante, el Ministerio de Producción apreció “una recuperación del consumo en los hogares de menores ingresos relativos”, conclusión que tiene correlato con los datos que se hicieron públicos. Precisamente, en tales sectores, el consumo aumentó 6 por ciento en junio, contra el mismo mes del año pasado. La evolución del primer semestre se ubicó en 1 por ciento positivo.

En este caso, el repunte tiene incidencia en los sectores de la industria que vinculan su suerte al consumo interno: lácteos, bebidas, carnes, línea blanca y productos de limpieza e higiene personal. Todos rubros que la pasaron mal durante 2016. Según el Palacio de Hacienda, la desaceleración en la caída del consumo se relaciona con la baja en la inflación, que está en la mitad de la que padecíamos un año atrás.

Si los precios aumentan menos, el poder de compra experimenta más vigor. Según el Gobierno, van cinco meses de mejora en el salario real, en particular, en el sector privado y formal. En tanto, en mayo, el empleo privado y registrado sumó alrededor de 30.000 puestos de trabajo.

Estimaciones preliminares de la AFIP aseveran que, para junio, esa cantidad podría duplicarse. Los únicos sectores que, hasta junio, no crearon empleo fueron el minero y la industria manufacturera.

Según los funcionarios de Nación, comienza a notarse “el nuevo patrón de crecimiento”; es decir, el que se basa en la inversión y no tanto en el consumo. El Ministerio de Producción entiende que existen 40.000 millones de dólares en proyectos que están en ejecución. Si bien algunas de esas

inversiones fueron pactadas durante la gestión anterior, para el Gobierno actual jamás se hubieran desembolsado “sin el cambio de políticas que implementamos”.

Si de apuntalar la “consolidación” del crecimiento se trata, para el Ministerio de la Producción, es importante que se sancione la Ley de Compre Argentino. Con la norma en vigencia, será obligatoria “una integración de productos nacionales del 40 por ciento en los grandes proyectos que realizará el Estado”. De esa manera, se podrían generar 70.000 nuevos puestos de trabajo “de alta calificación”. Ojalá que los resultados que se aguardan para el segundo semestre de 2017 se den este año y no en idéntico período de 2018…

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]