Menu
denuncia-whp

En el mar también hay que cumplir la ley

Durante la semana que finaliza fue noticia la actividad pesquera rionegrina, a raíz de la protesta que llevaron a cabo trabajadores de la pesca con base en San Antonio Oeste. Ni más ni menos, la demanda tiene que ver con que se cumpla la Ley de Pesca Provincial, norma que establece mecanismos para la entrega de permisos y también de autorizaciones provisorias. Los pescadores llevaron su reclamo a las rutas de la zona atlántica.

Por las dudas, aclaremos que los pedidos no tienen que ver con el carácter deportivo que la pesca tiene en la cordillera, sino con una de las actividades económicas más significativas del movimiento global. De hecho, quienes acostumbran a embarcarse en San Antonio Oeste en la búsqueda del sustento piden, de manera casi permanente, que se hagan efectivos los controles que permitan la conservación de los recursos pesqueros para evitar la sobreexplotación.

En efecto, ésta no sólo atenta contra la continuidad de las especies que más demanda reciben por parte de la industria pesquera en su faceta alimentaria, también afecta al entorno y a la preservación de los ecosistemas. En los hechos, la protesta prácticamente coincidió con el Día del Mar y la Riqueza Pesquera, una conmemoración que suele pasar desapercibida en la Argentina y que corresponde a cada 1ro de octubre.

La celebración se instituyó en 1937 por parte de la Liga Naval Argentina. Recordemos que ese espacio que pareciera infinito y llamamos Mar Argentino conforma un inmenso ecosistema junto con costas que se extienden por casi 5.000 kilómetros, desde la desembocadura del Río de La Plata hasta el sur de Tierra del Fuego. La mayoría de nosotros y nosotras sabemos muy poco del tema, pero se trata de uno de los espacios marinos más productivos del planeta.

Cerca del 90 por ciento del comercio exterior que practica la Argentina se concreta por vía marítima. Además, las aguas adyacentes albergan millones de toneladas de especies ictícolas comerciables y, como se ratificó en los últimos años, los fondos marinos se conforman con nódulos polimetálicos que despiertan el interés de las grandes corporaciones mineras, al igual que el petróleo y el gas que existen en la plataforma marina.

En 2013, emanó del Congreso de la Nación la Ley de Áreas Marinas Protegidas y, más tarde, se avanzó en la creación del Sistema de Áreas Marinas Protegidas, iniciativa que contó con el apoyo de diversas entidades y con el impulso decidido de la Fundación Patagonia Natural. Es que, desde hace algunos años, las nociones conservacionistas que durante décadas se limitaron a paisajes como el barilochense comenzaron a mirar a los ambientes marinos.

La primera área protegida de esta índole se creó en torno al Banco Burdwood, que en la Argentina se denomina Namuncurá. Su demarcación elevó a más del 4 por ciento las áreas bajo protección del Mar Argentino. Se ubica 150 kilómetros al este de la isla de los Estados, 200 kilómetros al sur de Malvinas y a 600 del Cabo de Hornos. Su profundidad varía entre 50 y 200 metros y se supone que formaba una isla en el primer período glaciar.

Por otro lado, la iniciativa “Pampa Azul” permite trabajar para la Planificación Marina Espacial y la creación de nuevas áreas marinas protegidas, el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales marinos y la atención de las principales amenazas que sufre el ecosistema, como la sobreexplotación de algunos recursos pesqueros, la contaminación derivada de la exploración y explotación de petróleo, entre otros problemas.

A escala planetaria, el último jueves de cada octubre se conmemora el Día Marítimo Mundial que, en su reciente edición, puso el acento en llamar la atención sobre la dependencia que experimenta la civilización tal como la conocemos del transporte marítimo internacional. Que sea seguro y eficiente, será esencial para cualquier programa que aspire a un crecimiento económico ecológico y sostenible.

Más del 80 por ciento del comercio global se practica a través del transporte marítimo. Resulta el más eficiente y rentable para transportar la mayoría de las mercancías, ya que es fiable y de bajo costo. Su promoción y desarrollo sostenible se convirtieron en prioridades de la Organización Marítima Internacional (OMI). Se busca lograr una mejor eficiencia energética e incluir el uso de las nuevas tecnologías, entre otras innovaciones.

En su reciente edición 2017, el Día Marítimo Mundial funcionó con la consigna “Conectando buques, puertos y personas”, con la intención de identificar y promover mejores prácticas, y construir puentes entre los muchos y diversos actores que forman parte de esos sectores, es decir, el marítimo, el portuario y, desde ya, la gente involucrada. Como dicen los pescadores de San Antonio Oeste, con cumplir la ley, se darán pasos importantes.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]