Menu
denuncia-whp

Contra los trastornos por ansiedad y depresión

Los trastornos por depresión y por ansiedad se erigen en problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabiliza en más de 300 millones a las personas que a escala mundial sufren depresión, trastorno que es la principal causa de discapacidad. Por otro lado, más de 260 millones padecen ansiedad. Las cifras vienen a colación porque cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental.

En 2017, el lema es “La salud mental en el lugar de trabajo” porque nuestra vivencia en los ámbitos laborales es uno de los factores que determinan el bienestar. Ya se constató que los empresarios y directivos que ponen en práctica iniciativas para promover la salud mental en los entornos laborales, no sólo obtienen mejoras en la salud del personal, además observan aumentos en la productividad.

Otro tanto sucede si aquéllos prestan apoyo o cobertura a los empleados que padecen trastornos mentales. Como contrapartida, un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad. De acuerdo a un estudio reciente de la propia OMS, se estima que los trastornos cuestan anualmente a la economía mundial un billón de dólares en pérdida de productividad.

El Día Mundial de la Salud Mental asume el objetivo de concientizar sobre los problemas que se relacionan con la temática y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla. El trabajo es beneficioso para la salud mental. Sin embargo, un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos. Por ejemplo, el acoso y la intimidación son problemas frecuentes que pueden tener considerables efectos negativos.

En otra faceta, se sabe que el desempleo es un factor de riesgo en materia de problemas mentales, mientras que la obtención de un empleo o la reincorporación ejercen efectos protectores. La promoción de la salud mental en los lugares de trabajo y el apoyo a las personas que sufren trastornos psiquiátricos hace más probable la reducción del absentismo laboral, el aumento de la productividad y la obtención de beneficios económicos.

Son muchos los factores que pueden afectar a la salud mental. En la mayoría de los casos, los riesgos que implican se deben a una interacción inadecuada entre el tipo de trabajo, el entorno organizativo y el directivo, las aptitudes y competencias del personal y las facilidades que se ofrecen a éste para realizar su tarea. Por ejemplo, que una persona tenga las aptitudes necesarias para llevar a cabo sus tareas pero no disponga de suficientes recursos o no reciba el apoyo que necesita a raíz de las prácticas de gestión y administración de la empresa…

Conspiran contra la salud mental las políticas inadecuadas de seguridad y protección; las prácticas ineficientes de gestión y comunicación; el escaso poder de decisión del trabajador o ausencia de control en su área de trabajo; el bajo nivel de apoyo a los empleados; los horarios rígidos y la falta de claridad en las áreas u objetivos de la organización. Pero los riesgos también pueden guardar relación con el contenido del trabajo. Por ejemplo, que las tareas que se asignan a una persona no se adecuen a sus competencias o que la carga de trabajo sea permanentemente elevada…

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]