Menu
denuncia-whp

Basta de matar periodistas

En los últimos 11 años, 930 periodistas perdieron la vida de manera violenta como consecuencia de cumplir con su tarea de informar, según los datos que lleva la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). A partir del carácter drástico de esas cifras, hoy se conmemora el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas.


En términos internacionales y también nacionales, se considera que la seguridad de los periodistas es vital para que las sociedades y las democracias tengan acceso a una información diversa e independiente. De la misma manera, es fundamental para promover el diálogo intercultural, la paz y el buen gobierno. En consecuencia, la mortandad que traemos a colación atenta de manera directa contra las democracias, la diversidad, la independencia, los diálogos y la paz.

De todas maneras, hay que tener en cuenta que la cifra se limita a los asesinatos, no incluye otros crímenes contra periodistas como la tortura, las desapariciones, las detenciones arbitrarias, la intimidación o el acoso. Además, es sumamente preocupante que el 90 por ciento de las muertes en cuestión, quedara impune. La impunidad –en todos los ámbitos- daña al conjunto de la sociedad porque se asocia con el encubrimiento a la corrupción.

Grave es el tema porque en estos casos, hablamos de abusos a los derechos humanos, entre otros crímenes. Son noticias que son “silenciadas” cuando precisamente, se trata de las informaciones que más necesita la opinión pública para que se profundicen la democracia y el buen gobierno. Tales muertes producen un efecto aterrador sobre el conjunto de la sociedad y comprensiblemente, sobre los propios periodistas.

Otra faceta del mismo fenómeno tiene que ver con la impunidad, que envalentona a los delincuentes y conduce a una mayor violencia, consagrándose de esta manera un círculo vicioso difícil de romper. Precisamente para intentar una salida, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución en la que insta a los Estados a trabajar para prevenir la violencia contra los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación. También, para asegurar que los autores de los crímenes rindan cuentas ante la Justicia.

En ese marco fue que se estableció la jornada que se conmemora hoy, con el ánimo de concientizar a la opinión pública sobre la gravedad que reviste la situación. En sintonía con estos conceptos, la directora general de la UNESCO consideró que “la justicia es piedra angular en una sociedad libre. Sirve de disuasión para los que amenazan la libertad de expresión y de aliento para los que la defienden. Por este motivo, la injusticia contra los periodistas es tan costosa para todas las sociedades”.

A las cifras que trajimos a colación, añadió Irina Bokova que sólo en 2016, “perdimos a 102 periodistas en acto de servicio”. Según la funcionaria de origen búlgaro, “estas cifras son incluso más intolerables porque en más de nueve de cada diez casos los autores de esos crímenes no son juzgados”. Quiere decir que reina la impunidad. “Este problema afecta mayoritariamente a los periodistas locales, ya que el 93 por ciento de los periodistas asesinados en los últimos 11 años eran periodistas locales que informaban sobre acontecimientos locales”, es decir, nada de corresponsales de guerra, como podría suponerse a priori.

Desde ya, es exigible que se garantice la búsqueda de justicia por cada periodista asesinado. Encontró la directora de la UNESCO que esa demanda “es esencial para honrar su memoria y es fundamental para fortalecer el estado de derecho”, al igual que el bueno gobierno. También se vincula con el impulso que requiere la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 sobre la paz, la justicia y las instituciones sólidas.

Otra cara del problema son las amenazas que sufren las mujeres periodistas, en particular el alarmante incremento del acoso en línea, según destacó la UNESCO. Sabemos que al menos en la Argentina, la profesión es objeto de bastardeos muy significativos en los últimos años, pero en su conjunto, los y las periodistas “desempeñan funciones únicas al hacer avanzar nuestras libertades fundamentales y contribuir a fortalecer nuestras sociedades”.

Es desde esa perspectiva que se requiere su defensa “mediante la acción concertada de los gobiernos, con el apoyo de las Naciones Unidas y la colaboración de todos los actores pertinentes”, es decir, las organizaciones internacionales de carácter regional, el Poder Judicial y los medios de comunicación, las empresas, el sector académico y la sociedad civil. A propósito, rige el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad, para que se consagre su seguridad y se acabe con la impunidad.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]