Menu
denuncia-whp

Organizar bien para vivir mejor

Sorprenderá constatar que El Día Mundial del Urbanismo se celebra en más de 30 países de cuatro continentes cada 8 de noviembre, a instancias de un argentino: Carlos María Della Paolera. Con la instauración de la jornada, se procura reconocer y promover el papel de la planificación en la creación y el manejo de comunidades urbanas sostenibles, en el marco del ordenamiento regional al que pertenezcan.

En consecuencia, el Día Mundial del Urbanismo presenta una excelente oportunidad para contemplar la planificación desde una perspectiva global. Con su celebración, se trata de apelar a la conciencia de los ciudadanos y de las autoridades públicas, a la vez que se intenta llamar la atención hacia el impacto ambiental que produce el desarrollo de las ciudades y territorios. Problemática candente en Bariloche.

El urbanista e ingeniero Della Paolera había dado la nota en 1934, al concebir el símbolo del Urbanismo: una estrella que incluye los colores amarillo, azul y verde para representar el Sol, el aire y la vegetación. Della Paolera se había graduado en el Instituto de Urbanismo de París, fue el primer catedrático de la especialidad en la Argentina y dirigió el Instituto de Urbanismo en la UBA. En 1949 propuso la creación de la jornada que nos ocupa.

Inicialmente, su propósito fue abogar por los intereses públicos y profesionales de la planificación urbana. La conmemoración quedó a cargo de la Organización Internacional del Día Mundial del Urbanismo, que cuenta con comités de funcionamiento permanente en cada uno de los países que adhirieron a la propuesta. Sus impulsores la califican como “una fiesta de confraternidad universal” que sale del marco estrictamente técnico.

Entre otros, el propósito es “construir comunidad” entre los profesionales y todas las personas que “desean para la humanidad mejores condiciones para la realización de sus actividades cotidianas en lo que constituye la síntesis del marco armónico de la geografía voluntaria: la ciudad”, según la entidad. Se eligió al 8 de noviembre porque Della Paolera pensaba en un día que “que en ambos hemisferios corresponda a una época de plena actividad profesional y de temperaturas medias".

Meta del urbanismo es “organizar bien para vivir mejor”. Los directamente implicados tienen para sí que “dejar a las generaciones venideras los cauces y los instrumentos para un buen desarrollo urbano no es sólo un sueño de idealistas, es una necesidad imperiosa”. No hace falta vivir en una megalópolis para acordar de plano con ese razonamiento. Cualquiera que siga el devenir urbano barilochense de los últimos 15 años entenderá de qué se habla.

Para los urbanistas, si se construyen bien las ciudades, se preserva la paz y el bienestar porque se crean los medios para el entendimiento entre los ciudadanos, al favorecer estilos de vida en los que cada actividad tiene su lugar pertinente. La intención es que la vivienda, los servicios urbanos y la infraestructura de la sociedad estén en condiciones de satisfacer los requerimientos de la población, al contemplar al conjunto, a las familias y a cada persona.

Si se considera así, el urbanismo reviste una profunda y amplia importancia. La técnica y su campo de acción se vinculan estrechamente entre otros, con el concepto de ciudad planificada, ciudad de nueva planta o localidad planificada. Son las que se crean en un área que previamente no estaba urbanizada, con un propósito determinado y de acuerdo a un plan urbanístico global. Su desarrollo depende de una decisión administrativa y no del movimiento espontáneo de la población. En la Argentina, La Plata es el caso más conocido.

Sin embargo, la planificación de ciudades no es una novedad de la modernidad. Los historiadores de la antigüedad dejaron testimonios sobre la creación de localidades de nueva planta, en general poblaciones palaciegas que querían reflejar la magnificencia del monarca que pudiera disponer de arquitectos, maestros de obras, capataces, obreros y recursos económicos. Por ejemplo, Persépolis, en el antiguo imperio persa.

Más recientemente, la creación de ciudades de nueva planta se produjo durante los procesos de colonización de determinadas zonas o para levantar nuevos centros económicos: Nueva Ciudad de Belén (Perú), Glenrothes (Escocia), Cancún (México) o Ciudad Guayana (Venezuela), pueden citarse como ejemplos. También son ciudades planificadas varias capitales: Washington DC (Estados Unidos), Canberra (Australia) o Brasilia, por sumar tres casos.

Para redondear conceptos, digamos que por planeamiento urbanístico se entiende al conjunto de instrumentos técnicos y normativos que se redactan para ordenar el uso del suelo y regular las condiciones para su transformación o bien, su conservación. Comprende un conjunto de prácticas de carácter esencialmente proyectivo para establecer un modelo de ordenamiento en un ámbito espacial, generalmente un municipio, aunque también se aplica a un área urbana o a un barrio. Mucho que aprender al respecto por aquí.

volver arriba
Gif cordillerano V2 Invierno

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]