Menu
denuncia-whp

Murió el hombre aplastado por un derrumbe y decretaron duelo provincial

Foto: Rodolfo Ramirez. Foto: Rodolfo Ramirez.

El accidente fue ayer sobre la Ruta 62, camino al lago Curruhue Grande, en inmediaciones de Junín de los Andes. Vialidad detonó un explosivo al momento en que pasaba la camioneta y produjo la caída de piedras.


El Gobierno de Neuquén decretó un día de duelo provincial por el fallecimiento del vecino de San Martín de los Andes, Matías Rebora Udabe, ocurrido este martes 31 de enero en la ruta 62, en inmediaciones del lago Curruhué Grande, por derrumbe de rocas.

El gobernador Omar Gutiérrez hizo público su “hondo pesar por el trágico hecho” y transmitió su acompañamiento a los familiares de la víctima y puso a disposición de la Justicia el resultado de las pericias realizadas por la Policía provincial en el lugar del incidente.
A través de un comunicado, transmitió la disposición del Gobierno de acelerar las investigaciones pertinentes para determinar las causas y eventuales responsabilidades en este lamentable hecho.

El accidente

Un hombre que viajaba junto a un menor de edad camino al lago Curruhué Grande murió tras ser aplastado por un desprendimiento de rocas. Al parecer, el camino estaba en obra de ensanchamiento pero sin señalización, y personal de Vialidad detonó un explosivo al momento en que pasaba la camioneta.

El hombre mayor de edad fue internado en Junín de los Andes con traumatismo de cráneo y tenía pérdida de masa encefálica, y fue trasladado al hospital Castro Rendón de Neuquén capital donde finalmente falleción. El menor que lo acompañaba resultó ileso.

El accidente se registró ayer sobre la Ruta 62, camino al lago Curruhue Grande. En una camioneta Toyota Hilux viajaban un hombre y un menor de edad, se presume padre e hijo, oriundos de San Martín de los Andes.

Los dos ocupantes de la Hilux viajaban a Chile, por el paso fronterizo Carirriñe, y tomaron la Ruta 62 para llegar. En un sector de la ruta, que al parecer no estaba debidamente señalizado ni cerrado por obras, enormes piedras que se desprendieron por una explosión controlada por personal de vialidad, cayeron sobre la camioneta. Trascendió además que lo operarios no llevaban chalecos refractarios.

La camioneta quedó literalmente aplastada y quien se llevó la peor parte fue el conductor, que quedó atrapado en el habitáculo, hasta que fue rescatado por personal de Vialidad provincial. El menor, en tanto, no resultó con heridas. (Fuente: lmneuquen.com)

volver arriba
puelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp