Menu
denuncia-whp

“Los concejales se enfocaron en sacar funcionarios, en lugar de solucionar viejos conflictos de la ciudad”

El ex jefe de Gabinete criticó con dureza a los concejales del oficialismo. (Foto archivo) El ex jefe de Gabinete criticó con dureza a los concejales del oficialismo. (Foto archivo)

- MANO A MANO CON PABLO CHAMATROPULOS -

El ex jefe de Gabinete municipal, Pablo Chamatrópulos, quien renunció la semana pasada, fue muy duro con los ediles gennusistas y los responsabilizó por su alejamiento, al tiempo que hizo un largo listado de críticas a la labor de los parlamentarios. Recalcó que buscará seguir siendo un actor político de la ciudad, hizo un balance positivo de su paso por el gobierno y resaltó la figura del intendente Gustavo Gennuso.

Por Diego Llorente
[email protected]

El Cordillerano: - ¿Por qué decidió renunciar?

Pablo Chamatrópulos: - Básicamente porque había presiones por parte del Concejo Municipal, y esas presiones impedían que todo lo bueno que se podía hacer en términos de las áreas que tenía a mi cargo, terminen cristalizándose positivamente. Y entendí que en ese punto era bueno concluir una etapa.

E.C.: - Para que el lector lo entienda, cuando habla del Concejo, ¿usted se refiere a los ediles oficialistas, no?

P.C.: - Me parece que es una actitud corporativa de los concejales. Yo por cada uno de ellos tengo una consideración personal, un afecto, te diría. Pero me parece que es una cuestión política, de roles. Ellos confundieron su rol, ya que su rol central es la construcción de una normativa que le permita crecer a la ciudad, generar empleo, conectividad, desarrollo estructural y dar cuenta del debate político. Me parece que el debate político en el Deliberante no fue el eje, que obligó el Ejecutivo a asumir un debate con sectores de la oposición, cuando lo ideal es que eso transite por el Concejo. Y eso les dio una mirada más hacia el interior del Ejecutivo y el cuestionamiento, dicho por el propio presidente del organismo (Diego Benítez), es que ellos habían propiciado mi remoción porque era una voluntad de ellos.

E.C.: - ¿Le molestó que lo hayan mostrado como una batalla ganada?

P.C.: - No, no me molestó. Sí me pareció inconveniente a los fines de tener una gestión como la que necesita Bariloche: moderna, con logros que le permitan a la ciudad crecer de una buena vez, integrarse, generar infraestructura hacia los barrios, generar empleo, riqueza. Considero que hay un Bariloche que atrasa, que está permanentemente discutiéndose a sí mismo, discutiendo nombres y personas, en vez de políticas. Es muy difícil que en mi caso, en estos dos años de trabajo se puedan sacar declaraciones mías sobre actitud o conveniencias personales. Siempre pensé en términos políticos y que beneficien a la ciudad, que trabajemos todos juntos. Repito, no me molestó en particular la actitud de los concejales, pero me pareció inconveniente al desarrollo de una fuerza política que tiene que liderar una sociedad y decirle adónde va. Deberían estar trabajando en que haya mayor presencia turística, en un desarrollo de infraestructura. En mi caso, desde hace tres meses estaba gestionando ante el gobierno nacional, una obra significativa como es una autovía desde el kilómetro cero hasta Llao Llao por Bustillo. Entonces creo que no podemos entretenernos en discusiones menores, si es Juan, Pedro, Luis o Pablo.

E.C.: - ¿Qué falencias o deudas con el desarrollo de la ciudad cree que puede endilgarle a los concejales oficialistas?

P.C.: - Nunca sancionaron la ordenanza de ferias multipunto por no creer en el proceso de regularización de la venta ambulante que se avanzó desde el Ejecutivo. Hace 2 años que no logran avanzar con relación a la regularización de los carritos de comida, una problemática histórica y que aún no sancionan una ordenanza cuando el gobierno e Inspección General trabajan en el tema. No acompañaron el proceso de la llegada de nuevas compañías aéreas, generando un perjuicio millonario. Solo la firma Andes aportó este año 80 millones de pesos con medio año de funcionamiento. Pensemos todo el empleo y crecimiento económico que se pierde por poner palos en este proceso. Desistieron además, de la creación de una Sociedad de Estado para la puesta en valor de los proyectos locales y la digitalización de la ciudad, por ejemplo. En dos años no pudieron acordar un esquema de convocatoria para la publicidad en la vía pública, para el desarrollo del pliego que quedó en sus manos. Y repito: lo más importante para mí, es que rehusaron el debate político, exponiendo al intendente a que los diera él con la oposición. Se enfocaron en poner o sacar funcionarios del Ejecutivo, en lugar de aportar a la construcción del liderazgo y la normativa necesaria para la solución de viejos conflictos urbanos de la ciudad.

E.C.: - Más allá de la voluntad de los concejales, hay un intendente que toma decisiones. ¿Podemos decir que Gennuso cedió ante la presión de los concejales?

P.C.: - No, yo no lo diría en esos términos. Me sentí muy cómodo trabajando con Gustavo Gennuso, me siento especialmente agradecido por la oportunidad que me dio. Es una persona de bien, un líder social, un buen hombre por sobre todas las cosas y entendí que esa presión le estaba resultando inconveniente a la conformación y al desarrollo de su gobierno. Después, cada uno puede hacer el análisis que quiera. Pero ese esquema no le estaba permitiendo contar conmigo en pleno acuerdo, entendiendo que ese esquema también lo integra el Concejo, que tiene un rol institucional muy potente. Pero mi mirada al intendente es de reconocimiento y de ponderación de su figura.

E.C.: - Hubo rumores de postulaciones suyas en el futuro. ¿Cree que eso pudo molestar en el seno del gobierno?

P.C.: - Yo estoy seguro que a Gennuso tampoco le molesto porque es un hombre que quiere el desarrollo de su gente, de su ciudad y de su equipo. Diría que esos rumores tienen que ver con la lógica de la política, pero no son ejes de la gestión, ni de la consideración mía como funcionario municipal, ni de Gustavo como intendente. Por ahí sí de quienes no tienen la responsabilidad día a día de la gestión.

E.C.: - ¿Cómo ve su futuro político de ahora en más?

P.C.: - Yo me siento un actor más del Bariloche actual. Ahora hay que pensar y procesar desde un nuevo lugar ciudadano, pero con ganas de contribuir a esta discusión histórica de hacia dónde tiene que ir la ciudad, hacia dónde crecer, cómo integrarse y escuchar a los vecinos sobre todo en los diferentes sectores. Me siento un protagonista, quiero seguir siéndolo, seguir aportando y estar presente en un Bariloche que está convocado a mucho más. No puede ser que al intendente se lo tenga discutiendo sobre una baldosa, si hay adoquines sueltos. Un intendente está para las discusiones estratégicas de la ciudad y hay que aportar a esa discusión.

E.C.: - ¿Cuánto influyeron en su imagen las versiones periodísticas como las de facturaciones paralelas de un amigo suyo o declaraciones hechas por usted en Miami?

P.C.: - No, la carrera de un político está compuesta también por piedras, que hay que sortearlas. Siempre los roles políticos tienen una enorme exposición. Yo me siento absolutamente tranquilo de haber actuado con compromiso y en línea con lo que manda la ley. Y bueno, siempre hay campañas de difamación, objeciones, porque hay muchos intereses. Es muy fácil instalar una duda, o desde la mala fe de las operaciones políticas, ensuciar la honra de un político. Pero eso no es lo importante, sino lo que se deja como gestión y en eso yo estoy conforme.

E.C.: - Tras su paso por la administración de Gennuso, ¿Qué cosas cree que deja como balance positivo?

P.C.: - Muchas cosas, pero lo fundamental ha sido el impulso a la llegada de nuevas líneas aéreas. Eso le va a cambiar la vida al barilochense, porque se va a generar un crecimiento económico inédito. Se ha construido un puente aéreo con la ciudad de Buenos Aires, donde el 2018 se va a terminar con cuatro o cinco operadoras distintas, cuando históricamente teníamos dos. Ha sido un enorme esfuerzo y me siento protagonista de ese proceso. También puedo enumerar el ordenamiento de la vía pública con la resolución de un conflicto histórico con la venta ambulante, el éxito de la feria sin fronteras, el mejoramiento de veredas, el vínculo con el gobierno nacional que han permitido el auxilio financiero, 50 cuadras de asfalto, obras de saneamiento del lago y del gasoducto. La renovación del Transporte Urbano poniendo fin a una larga historia de fracasos, se instalaron espacios urbanísticos ordenados de productores locales y se jerarquizó a los artesanos de calle Urquiza, se llevó adelante un plan de regularización de veredas, se efectuaron acuerdos barriales para la instalación de energía eléctrica, se diseñó un plan maestro de crecimiento y renovación del alumbrado público, entre otras cosas. Pude aportar mi granito de arena en materia de seguridad, con una mirada más moderna de los Estados locales que incorporan temas que no le eran propios y que hoy son ineludibles. Me siento satisfecho de haber trabajado con el intendente y de que Bariloche me haya recibido después de tantos años, pero creo que falta muchísimo en la creación de infraestructura, en conectividad digital con todo el desarrollo en ciencia y tecnología que posee Bariloche, con una mayor velocidad en Internet, mayor accesibilidad para los barrios y el centro. Son puntos pendientes.

E.C.: - ¿Cómo ve ahora desde afuera del gobierno la gestión del intendente?

P.C.: - Con expectativa. Hasta hace algunas horas fui protagonista, por lo que me siento evaluado cuando evalúan la gestión de Gennuso. Sería un análisis subjetivo, eso lo dirá al tiempo y los ciudadanos, que es lo más importante.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]