Menu
denuncia-whp

Decenas de personas celebraron el Día de San Cayetano

- EN EL BARRIO EL FRUTILLAR - 

Ayer se realizaron los festejos por el Día de San Cayetano en los cuales participaron gran cantidad de fieles del santo “del pan y el trabajo”. A las 16 horas en la intersección de las calles Soldado Olavarría y Carlos Nowotuy (entrada del barrio Nuestras Malvinas) se inició la procesión bajo una tenue llovizna. 

Por Susana Alegría
[email protected]

De esta caminata en oración participaron alrededor de cien personas, acompañando la imagen del santo que pertenece a la capilla de El Frutillar, deteniéndose en algunos puntos del recorrido para orar por la familia, los enfermos y los trabajadores argentinos que hoy se encuentran desocupados. Luego se continuó con los cánticos alusivos. Además del padre Miguel de la iglesia San Cayetano, participaron del recorrido los padres Juan Ángel y Pepe.

A las 17 horas se dio inicio a la Santa Misa en la parroquia, donde se contó con la presencia del obispo Juan José Chaparro durante la ceremonia. El padre Miguel mencionó y agradeció la presencia de los feligreses que componen dicha comunidad, de los barrios El Pilar I y II, 29 de Septiembre, 645 Viviendas, Unión y 2 de Abril, El Frutillar, Cooperativa 258, El Maitén, Nahuel Hue y Malvinas, aunque estuvieron presentes de muchos otros de la ciudad.

“Hoy como en tantas partes del mundo nos reunimos a invocar y dar gracias a Dios por la vida de San Cayetano y su intersección ante el Señor, en este día vamos a recorrer algunos fragmentos de lo que fue y lo que significa para nosotros”, dijo Chaparro.

El padre Miguel mencionó que “tenemos la costumbre de quejarnos pero generalmente en este día tan especial, la mayoría nos acercamos a agradecer, a veces los argentinos nos creemos fundadores de todo, del tango, del dulce de leche y de la corrupción, por eso tenemos que intentar que nuestras quejas se transformen en algo positivo y que aporten a los demás”.

Este fue el encabezado para remarcar el lema de este año de la Fiesta de San Cayetano: “Con vos, con Dios y San Cayetano, todo es posible”.

 “Muchas veces queremos que el milagro venga de arriba y no nos hacemos cargo. Dios en el Evangelio hace esos milagros pero no vienen de abajo, de parte del pueblo tomando la iniciativa, porque cuando se comparte, siempre sobra”.

Un mensaje para despertar la solidaridad en los corazones, prestar atención a las necesidades de los demás por sobre las nuestras.

Por su parte el obispo al hablar a los fieles dijo “no conozco vida y obra de cada Santo porque son como los buenos amigos, uno los va conociendo con el paso del tiempo, quizás porque uno se muda a un lugar y adopta al Santo del nuevo lugar, son parte de nuestra familia y hay distintas formas de conocerlos”.

San Cayetano nació en Italia y perteneció a una familia de mucho poder, “estudió abogacía y a los 33 años comenzó a trabajar de manera directa para el papa, fundó asociaciones para prestar dinero a la gente que más necesitaba sin intereses y fue un gran cristiano con su corazón muy cerca de Dios”.

“Nosotros lo tenemos como amigo, si San Cayetano llegó a ser tan grande es porque siguió a Jesucristo y siempre hacía lo que predicaba, por eso la Iglesia lo reconoció como santo”, agregó el obispo.

 “Todos tenemos necesidad de tener un tiempo solos, de nutrirnos tal como hacía Jesús”, y mencionó en tono de broma el caso de “los abuelos que agradecen la llegada de sus nietos y horas después, agradecen porque se han ido”, dando ese toque de humor que lo caracteriza.

“A Jesús lo buscaba sólo la gente que estaba enferma, la que tenía hambre, los sanos no lo hacían, los que todo lo saben tampoco, tal como dicen algunos ‘lúcidos’ acerca de la religión, nosotros entonces somos parte de ese pueblo de pobres y enfermos y está bien que así sea, muchas veces nos falta el pan del trabajo, de la serenidad o de la salud y por eso nos acercamos a San Cayetano para pedirle que interceda por nosotros”.

Luego de finalizada la Santa Misa, cientos de personas salieron al patio de la parroquia, donde los esperaba la Banda de la Escuela Militar de Montaña, el chocolate caliente de Gendarmería y las tortas fritas amasadas con mucho cariño por las comunidades que integran la congregación. También se repartieron estampitas con un pequeño pan casero y unas manitos de cartulina de colores con la imagen del santo para que uno escriba allí, un compromiso que asuma de ahora en adelante.

Para finalizar el encuentro, los jóvenes que coordinaron la celebración, soltaron una bandera con la imagen del santo, colgada de globos con helio, la que se perdió en el cielo cubierto de nubes.

Esa tela llevaba escrito un mensaje de amor y un teléfono para que quien la reciba, avise de qué lugar y en qué contexto les llegó la bendición de San Cayetano.

Un hermoso festejo con gente de los barrios, unidos por su devoción al santo “del pan y del trabajo”.

volver arriba
pueeelo

Si Ud. siente que algún comentario, hecho por lectores, en este artículo o en alguna de nuestras redes sociales lo perjudica, denúncielo haciendo click aqui o telefónicamente al 0294-4431409. 

MAS LEIDAS

ULTIMAS PUBLICADAS

denuncia-whp

 

Datos de contacto

Diario El Cordillerano
Bariloche Argentina.
F.P.Moreno 975 S.C. de Bariloche
Tel: +54-294-4431409
Email: [email protected]